Las obras de la Avenida de la Consitución no terminan de rematarse y ahora comienza una nueva fase para reparar los hundimientos aparecidos en la vía. La duración estimada de los trabajos es de cuatro semanas. El proyecto contempla levantar el firme, retirar el relleno actual de la zanja que será sustituido por material filtrante (grava) envuelto en geotextil, con una lámina impermeable inclinada transversalmente para separar del relleno la arena que rodea al tubo de saneamiento. También se colocarán dos tubos de drenaje, uno por encima y otro por debajo de esta lámina, para conducir las posibles aguas filtradas a cada pozo.

La actuación comprende la zona donde se han producido los hundimientos. Abarca el margen derecho (sentido bajada) de la calzada de la avenida de la Constitución entre la rotonda del cruce con la avenida Juan Carlos I y la conexión con el Clamores a la altura de la calle General Santiago y el cruce de la propia avenida de la Constitución entre el Cuartel de la Guardia Civil y la gasolinera de la Pista.

Durante la ejecución de las obras se mantendrán los dos sentidos de circulación, si bien en el tramo de actuación se limitará la anchura a un solo carril con tráfico alterno regulado por señales. Sí será necesario prohibir el aparcamiento en ese lado en tramos de entre 50 y 100 metros en función de las necesidades.