La poeta Amalia Iglesias y el fotógrafo Mikel Alonso proponen un recorrido por las tierras de Castilla que fueron habitadas y actualmente lo siguen estando, ya que existe una ”deshabitud” de estos campos que desmienten las huellas dejadas por las personas que los habitaron. La muestra, hasta el 6 de mayo, se puede visitar en la Casa de la Alhóndiga de Segovia.

 

Durante la inauguración, Amalia Iglesias explicó que las instantáneas de Mikel Alonso son unas “imágenes de tierra adentro, de paisajes casi metafísicos”, en las que predominan los tonos acres, grises y marrones, con distintas formas provocadas por la orografía de los terrenos y su explotación productiva, que evocan “una sensación de quietud y calma absolutas”.

Este proyecto fotográfico-poético de Alonso e Iglesias sigue las huellas de ‘Cántico espiritual’, de San Juan de la Cruz; ‘Coplas a la muerte de su padre’, de Jorge Manrique; ‘Los pasos’, de Santa Teresa; ‘Campos de Castilla’, de Antonio Machado, y el ‘Blues castellano’, de Antonio Gamoneda, entre otros. Éste último escribió un poema para los dos autores de ‘Cántico en Castilla’ con motivo de la conjunción de sus obras.

La exposición, tras su paso por la Alhóndiga de Segovia, viajará a otra ciudad castellana y machadiana, con la participación del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. ‘Cántico en Castilla’ forma parte de la la programación de ‘Constelación Machado’, como preámbulo del programa que conmemorará el primer centenario de la llegada del escritor Segovia, que se cumple en 2019.