El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, se ha reunido esta mañana en la Delegación con representantes de la plataforma ciudadana ‘No más mierda’, para atender su solicitud de información respecto a las actuaciones llevadas a cabo por la Junta de Castilla y León, en relación con las quejas por la actividad de la planta de compostaje de residuos orgánicos de Fuentepelayo.

El representante de la Junta ha señalado que la Administración autonómica es consciente del malestar de los vecinos del municipio y sensible a sus quejas y a las de la plataforma, a la que ha agradecido la iniciativa de hacer llegar la información sobre los problemas que sufren los vecinos y su interés por trabajar para alcanzar una solución, ya que la colaboración entre los ciudadanos y la Administración facilita el trabajo y hace posible mejorar el servicio público.

López-Escobar ha transmitido un mensaje de tranquilidad a la población de Fuentepelayo y su entorno. “Los sistemas de control sanitario, a través del Programa de Vigilancia Sanitaria del Agua de Consumo Humano, el Sistema de Información y Vigilancia Epidemiológica y los médicos de la Zona Básica de Salud y del propio consultorio de Fuentepelayo, indican que no existe riesgo para la salud de los ciudadanos”, según confirman desde la Delegación.

Además, los técnicos del Servicio Territorial de Sanidad y los profesionales sanitarios “extreman la vigilancia en la zona”. Han realizado, en distintos momentos, hasta 15 tomas de muestras de control del aire y analizan regularmente el agua de consumo, sin que hasta la fecha se hayan detectado parámetros fuera de lo normal, confirman desde la Delegación.  Por su parte, los médicos de Atención Primaria de la zona confirman que las consultas y problemas de salud son los habituales y no se ha registrado ningún brote en los municipios de Fuentepelayo, Zarzuela del Pinar, Navalmanzano y Aguilafuente.

Desde 2009, cuando comenzó a funcionar la planta de compostaje, la Delegación Territorial, a través de sus departamentos de Agricultura y Ganadería, Medio Ambiente y Sanidad, ha realizado 29 inspecciones y controles en cumplimiento de la normativa de aplicación para este tipo de actividad, por las quejas recibidas y a instancia de la propia Delegación ante el malestar de los vecinos.

Últimas actuaciones de la Delegación Territorial

Las últimas cuatro inspecciones, de agentes medioambientales y técnicos de Medio Ambiente y Ganadería, han tenido lugar entre el jueves, 21 de enero, y el lunes, 25 de enero. Como resultado de las mismas, se ha comprobado el almacenamiento, al menos en cuatro parcelas, de residuos no procesados, y la existencia en la planta de balsas ya colmatadas.

De forma inmediata, la Delegación Territorial ha adoptado medidas cautelares a través de las que insta al propietario de las parcelas a la retirada de los residuos y al propietario de la industria a corregir la situación del almacenaje en la planta y se le prohíbe mientras tanto que más camiones descarguen en los depósitos. Además, se ha comunicado al Ayuntamiento de Fuentepelayo la situación detectada y también se ha informado a la Subdelegación del Gobierno.

Por último, el delegado territorial, Javier López-Escobar, ha trasladado a los representantes de la plataforma ‘No más mierda’ su compromiso de colaboración con esta organización, con los ciudadanos y con las autoridades competentes, para garantizar la salud y la seguridad de la población.

Foto: reunión del Delegado territorial de la Junta de Castilla y León Javier López-Escobar con integrantes de la plataforma ‘ No más mierda’