El pasado 24 de septiembre agentes del SEPRONA levantaron un acta en la que se indicaba que, tras observar que se estaba trabajando en una cantera del municipio de Orejana conocida como “Monterredondo nº234”, se dirigieron al titular de la misma, el alcalde de Orejana Fidel Gillarranz, y le solicitaron la respectiva Licencia Ambiental, que éste no pudo aportar. Como consecuencia, los agentes cumplimentaron una denuncia por “no presentar la preceptiva licencia ambiental”.

En el municipio de Orejana, asegura Ecologistas en acción,  se vienen realizando extracciones de arenas no autorizadas desde hace años. Es un hecho que ha motivado protestas vecinales y que la organización ecologista ha puesto en conocimiento de las autoridades competentes en diversas ocasiones sin que, hasta la fecha, se haya resuelto el problema.

Ya en 2011 Ecologistas en Acción de Segovia solicitó al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León que se investigaran extracciones no autorizadas, que afectaban a explotaciones diferentes de la ahora objeto de denuncia por parte del SEPRONA, sin recibir respuesta alguna. En mayo de 2014 Ecologistas en Acción de Segovia envió nuevos escritos recordando la existencia de extracciones irregulares de arenas en explotaciones clausuradas en el municipio de Orejana a las tres instituciones con competencias en la materia -el Servicio Territorial de Medio Ambiente, el Servicio Territorial de Industria y el propio Ayuntamiento del municipio- sin lograr que las instituciones intervinieran para abordar el problema.

En septiembre de 2014, Ecologistas en Acción se dirigió a la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo solicitando su intervención, ya que según la formación verde: “El Ayuntamiento de Orejana, y en particular su Alcalde, ni contesta ni actúa, permitiendo las extracciones de arenas sin licencia ni autorización de uso excepcional en suelo rústico”.

Un sector de la población, afirman los ecologistas, están molestos porque, aseguran, “las canteras son fuente de polvo, ruidos y deterioro del privilegiado paisaje del municipio. Sin embargo, el Ayuntamiento de Orejana, está promoviendo cambios en las Normas Urbanísticas Municipales que desprotegerían el suelo rústico y permitirían de nuevo las explotaciones mineras”

El alcalde de Orejana, afirman los ecologistas:  “como máxima autoridad municipal, debe poner fin a las extracciones ilegales. Y como propietario, debe respetar las normas de manera ejemplar. Si no las cumple, ¿Qué ejemplo está dado a sus convecinos? ¿Con qué autoridad moral va a pedir que otros lo hagan?”

Foto: Imagen de la explotación de arenas denominada “El Valle nº15”, clausurada en 1999 y cuya paralización fue confirmada en 2003 por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Burgos/Ecologistas en Acción Segovia