La subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín, aseguró en el discurso tras prometer su cargo, que el Gobierno de España, el primero en el que hay más hombres que mujeres, supone un reconocimiento a “la labor, capacitación y esfuerzo a la mitad de la población” que se realiza hoy “para que nuestras hijas, nuestras niñas, no precisen demandarlo mañana”. Lirio Martín remarcó que en su labor tendrá como señas de identidad, “la igualdad, la transparencia, la cohesión social y la responsabilidad”.

En su opinión, en “una época no exenta de dificultades e inquietudes”, el nuevo Gobierno de España “sabrá dar lo mejor de sí para paliar estos problemas” con un proyecto “para dar respuesta” a los retos territoriales y “en los servicios más básicos”. Martín remarcó que uno de sus primeros objetivos será “el diálogo y entendimiento” con resto de instituciones, organizaciones y colectivos.

Lirio Martín declaró que la “política con mayúsculas” es la herramienta que permite “buscar las mejores soluciones a los problemas” y “garantizar el bienestar de los ciudadanos”. La subdelegada del Gobierno en Segovia remarcó que la capacidad de trabajo del nuevo Gobierno “no quedará en entredicho”, proporcionando las mejores aportaciones a los retos territoriales, el paro, la despoblación, los problemas en la sanidad, en la educación.

Martín recordó que Segovia es “una gran provincia” y “una gran tierra”, que debe aprovechar para potenciar la actividad económica y empresarial, “para aportar empleo y asentar población”, al estar ubicada en un punto estratégico y con excelentes vías de comunicación viaria y ferroviaria. El reto no es sólo luchar contra la despoblación sino también contra el envejecimiento, para lograr que “nuestros jóvenes no se vayan” y también asumir, “en un corto plazo de tiempo”, el reto de “atraer a la juventud”.

Un objetivo que compartió la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, que pidió revertir la tendencia del Instituto Nacional de Estadística (INE) que calcula que, en el horizonte del 2030, la provincia de Segovia, podría perder otros 11.000 habitantes. Barcones recordó que Segovia “tiene el potencial suficiente para generar riqueza y empleo”, y lograr que los 37.000 niños y jóvenes menores de 25 años, “tengan la oportunidad de seguir viviendo aquí en el futuro y esa es su voluntad”. Una de las claves, argumentó, es convertir el hándicap de la cercanía con Madrid, “en un motor de desarrollo”.

La subdelegada del Gobierno en Segovia aseguró que “será la institución de las puertas abiertas”, para las más 154.000 personas que habitan esta provincia, con “la premisa ineludible” de tratar de mejorar su calidad de vida a quienes “requieran una particular atención” por ser víctimas de agresiones sexuales, violencia machista, “ejercida tanto sobre las mujeres como sobre sus hijos”.

Lirio Martín reclamó que “como sociedad responsable”, hay que dar un paso más para ayudar a los migrantes, que ven como “las políticas” internacionales como de la Unión Europea, “carecen de efectividad práctica” y se convierten “en una mera declaración de intenciones”. Martín aseguró buscará una relación “constante y cercana” con los servicios y unidades de la Administración General del Estado, especialmente, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, luchando contra los delitos relacionados con el narcotráfico, la seguridad vial, o la violencia sexista.

120 segovianas cuentan con medidas de protección policial

Por su parte, la delegada del Gobierno en Castilla y León, también destacó la apuesta del Gobierno centrando su primera acción en “la irrenunciable” e “irreversible” igualdad entre hombres y mujeres, porque la España del 2018, no puede tolerar comportamientos que “nos avergüencen como seres humanos” y, apostó por desterrar, “la dominación y el sometimiento” con el “exclusivo argumento de la fuerza”.

Virginia Barcones recordó que, en la última década, se registraron en Segovia, 2.700 denuncias por malos tratos, con dos víctimas mortales, por lo que le pidió a la nueva subdelegada en Segovia, una atención “absolutamente prioritaria” para las más de 120 mujeres segovianas que cuenta con medias de protección policial en vigor, para que sientan “el amparo que el sistema les brinda” y destierren “el miedo de sus vidas”.

La delegada del Gobierno en Castilla y León remarcó que las denuncias ante la Guardia Civil y la Policía Nacional tienen que ser, para las mujeres, “una luz al final del túnel” y “no como un sinuoso camino donde se agazapa la amenaza de la venganza de su agresor”. Barcones recordó que esta tarea está “en nuestras manos” y en las Fuerzas de Seguridad.

Virginia Barcones también apostó por la colaboración ciudadana para “denunciar cualquier atisbo de violencia de género” y reclamó incorporar a la educación y la vida familiar, “elementos de igualdad” y los valores contrarios al machismo para “poner freno de una vez a tanta barbarie, a tanta tragedia”.