Está harto del fuego cruzado y la guerra de declaraciones en la que han entrado Alberto Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre por la presidencia de Caja Madrid. Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta, se planta y pide un poco de orden. Si la guerra no termina, que no cuenten con él para las elecciones de 2011. El enfrentamiento “le duele” y le esta haciendo caer en el “desanimo”. “A mi la ilusión por Castilla y León no me la corta nadie, pero la ilusión por la militancia y la vida de partido, esa ilusión, se quebranta”, asegura Herrera, quien cree que el enfrentamiento por un espacio de tiempo “demasiado prolongado”, que mantienen estos “dos amigos, ganadores, líderes y personalidades políticas de relieve”, que no sólo les perjudica a ellos sino al “gran proyecto” que constituye el Partido Popular, que cuenta con 800.000 afiliados en España. Añade que también le duele por “afecto” a la “brillantísima” presidenta de Madrid y por la buena relación con el alcalde de la capital.

Juan Vicente Herrera critica que estas dos personas “tan inteligentes” y que son “líderes” de los que, reconoció, ha aprendido “tanto”, están “condicionando” la labor del presidente del partido, Mariano Rajoy, que debería centrar sus esfuerzos en liderar una alternativa de gobierno. El líder ‘popular’ insistió en que la situación en Madrid no contribuye a “cimentar” ni a plantear la alternativa del PP en un momento de dificultades en España. Así, expresa que “estas cuitas internas determinan la atención de los medios de comunicación y la desvían de una crítica sensata que haga llegar a los ciudadanos que existe una alternativa y otra forma de gobernar”. “Hay un proyecto, un objetivo y un líder al que no se le puede poner todas las mañanas un sapo encima de la mesa”, dijo el presidente. Asimismo, hizo un llamamiento al partido para que apueste por la unidad, la fortaleza y por su líder, para lograr un cambio de gobierno “por el bien de España”.

En este contexto, Juan Vicente Herrera traslada que Mariano Rajoy cuenta con el “apoyo leal y sin reservas” de los ‘populares’ de Castilla y León y afirma que habla “con frecuencia” con el presidente de su partido, al que anima a que siga siendo como es “templado, dueño de los tiempos y que no deja cabos sueltos”. Pero sobre todo, recuerda Herrera, es el líder del PP y “debemos ayudarle”. Herrera asevera que en Castilla y León ayudan a Rajoy “todos los días con nuestro trabajo y normalidad” y aconseja a los ‘populares’ de otras autonomías que tomen a la Comunidad como ejemplo, ya que aunque los dirigentes en la región “no sean tan brillantes”, los ciudadanos llevan confiando en el partido desde 1987. Respecto a las duras declaraciones del portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Manuel Cobo, contra Esperanza Aguirre, Herrera cree “que sigue siendo la presidenta del PP de Madrid”, recordó, y señaló que en las “hay mucho de exceso y poco oportunismo”.

 

Cuenta con el apoyo de Francisco Vazquez

Los trapos sucios se lavan en casa y no se airean con los medios de comunicación como testigos de honor, parece decir. El presidente del PP de Segovia, Francisco Vázquez respalda su opinión y pide a Gallardón y Aguirre que trabajen por el partido y por los ciudadanos. Vázquez, que como senador del PP, acude a menudo a Madrid, valora como oportunas las manifestaciones de Herrera por su “carácter conciliador” y recuerda que frente a las peleas políticas sobre Caja Madrid, “debe anteponerse el interés general de los ciudadanos y del partido”.

Por último, Vázquez pone al PP como ejemplo de “partido cohesionado y fuerte” y señala que “por lo general, las disputas personales suelen dejarse de lado cuando entra en cuestión la estabilidad del partido”.

 

DEJA UNA RESPUESTA