El PSOE de Torrecaballeros, exige al Alcalde, Serafín Sanz, que tome las medidas necesarias para paralizar las obras que han comenzado a ejecutarse junto al ábside de la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, ante los restos óseos sacados a la luz con las primeras excavaciones.

Para el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Torrecaballeros, “el Alcalde ha de cumplir la palabra dada en el último Pleno en el que se comprometió, a instancias del Grupo Socialista, a iniciar los trámites para la declaración de la iglesia como Bien de Interés Cultural y a ordenar la inmediata paralización de las polémicas obras que se han iniciado”.

Cabe recordar que en el Pleno del mes de mayo, el Alcalde informó de la concesión de licencia de obra para adosar al ábside de esta construcción románica del siglo XII, una caseta en la que se pretende instalar un sistema de calefacción y el Grupo Socialista se mostró completamente en desacuerdo de esta decisión que el Alcalde justificó en todo momento escudándose en el informe favorable del arquitecto municipal. “Lamentablemente no es la primera vez que el arquitecto municipal interpreta arbitrariamente las normas urbanísticas de nuestro municipio en plena connivencia con el Alcalde” critican desde el grupo socialista de la localidad.

José Manuel Tamayo recuerda que “ante la negativa del Alcalde de retirar la concesión de la licencia de obras, desde el Grupo Socialista llevamos al Pleno del mes de junio una moción solicitando que se declarara nula la licencia concedida y que se iniciaran de forma inmediata los trámites para declarar la iglesia como Bien de Interés Cultural”. “Confiando en la palabra del Alcalde, que se comprometió a iniciar dichos trámites, retiramos la moción pero lamentablemente esta semana todos los vecinos de Torrecaballeros han podido comprobar lo poco que vale la palabra de Serafín Sanz: las obras han comenzado, no tenemos constancia de que se hallan iniciado los trámites para la declaración de BIC y el Alcalde sigue doblegado ante el párroco que también ha faltado a su compromiso de mantener una reunión para analizar la situación”.

Para José Manuel Tamayo, “la situación es aún más grave al comprobar, tras las primeras excavaciones, que han aparecido restos óseos; algo bastante lógico por otra parte, ya que todos sabemos que solían utilizarse los alrededores de los templos como lugar de enterramiento”. Tamayo lamenta que “ni siquiera con estos hallazgos se ha despertado la sensibilidad y la racionalidad del Alcalde y del párroco”. “Exgimos –continúa Tamayo- que el Alcalde ordene la paralización inmediata de las obras y ponga en conocimiento del área correspondiente de la Junta de Castilla y León la aparición de estos restos óseos y el deseo de muchos vecinos de Torrecaballeros de proteger la iglesia parroquial”.

“Es increíble que el Ayuntamiento autorice la construcción de una serie de elementos que una corporación anterior demolió cuando se hizo cargo, a sus expensas, de restaurar la iglesia y devolverla a su estructura románica original”, lamenta Tamayo.

Desde el Grupo Socialista exigimos claridad y honestidad al párroco y Alcalde y nos preguntamos qué uso se pretende dar al edificio donde actualmente se encuentra la calefacción, y que en su día cedió el Ayuntamiento, si es que finalmente se lleva a cabo el grave atentado contra nuestro patrimonio que se va a cometer a instancias del párroco, con la connivencia del arquitecto municipal y ante la pasividad del Alcalde.

DEJA UNA RESPUESTA