El grupo municipal Centrados en Segovia considera “clave” en la resolución de la polémica generada en torno a Alfonso Reguera la “posición inamovible que ha mantenido una oposición municipal, que pese a su heterogeneidad ideológica, que ha sabido dignificar la institución municipal con un posicionamiento firme”.

“Nosotros entramos en la política para evitar que casos como el protagonizado por el, hasta hoy concejal Reguera, acaecido recientemente, se procurasen evitar. Que las actitudes prepotentes, chulescas e incendiarias no se dieran en política”, asegura en una nota la formación política, cuyo portavoz es el Concejal Cosme Aranguren.

Centrados relata que “una vez ocurrido el hecho, toda la oposición ha intentado actuar de tal forma que el concejal Reguera recapacitase y renunciara a su acta, cuestión que a él y únicamente a él correspondía”. En este sentido, señala que no se podía continuar “de ninguna manera” con un equipo de gobierno y un grupo, el socialista, enfrentado con el cuerpo de Policía Local, los trabajadores municipales, los sindicatos y la mayoría absoluta del Pleno.

Considerando que es “de agradecer y así lo hemos transmitido hoy -en una primera valoración de su dimisión irrevocable- el acto de renunciar a su acta de concejal”, revela que los concejales han agradecido su dedicación a la ciudad y sus habitantes. “Hemos agradecido el trato político que nos ha dispensado, con sus claros y sus oscuros. Hemos agradecido su forma (a veces) de hacer política, reconociendo que como rival político ha sido un buen fajador. Hemos agradecido, finalmente, su marcha”, explican.

La dimisión es “tardía”, a juicio de Centrados en Segovia, en el momento en el que desde que se reconocieron los graves hechos hasta el día de hoy, se ha mostrado ante la opinión pública un posicionamiento institucional, por parte de la Alcaldesa, de “impunidad”, que ha dañado la imagen de la Corporación Municipal, del Cuerpo de Policía Local y en definitiva la credibilidad de la instituciones locales ante la ciudadanía.

Centrados critica ”la impunidad, la inacción y hasta el posicionamiento cómplice que ha mantenido la Alcaldesa durante estos días, ante un gesto totalmente censurable al que ha intentando, incluso, restarle importancia”; sin tener una sola palabra pública de ánimo ni de disculpas hacia el Oficial de Policía Local denunciante, que esperamos no sea represaliado, sino más bien todo lo contrario.