Daniel ibañes es presidente del club deportivo Segosala desde sus orígenes hace cuatro temporadas. Junto con los también segovianos Ángel Velasco Marugán, Rubén Cornejo (ambos jugadores todavía en activo) y Roberto Tobe idearon un club en el que los resultados deportivos pasan a un segundo plano y lo importante es el desarrollo personal de los cerca de 200 niños en la escuela repartidos en diferentes equipos y categorías.

Daniel, una vez retirado de la competición como jugador, alterna la presidencia de Segosala con la dirección técnica del equipo de primera división de la Liga Nacional de Fútbol Sala C.D Burela Pescados Rubén después de haber tenido varias experiencias en los banquillos en divisiones inferiores y en la primera división de la República Checa.

Con motivo del parón en la liga producido por el Campeonato de Europa de selecciones que se celebra en Belgrado (Serbia), Daniel Ibañes regresa unos días a Segovia donde reside su familia y charla con segoviaudaz.es

Segoviaudaz.es: Después de cuatro temporadas. ¿Qué balance puede hacerse de la vida de Segosala?

Daniel Ibañes: Estamos muy contentos con los tres años completados. No hemos bajado la cantidad de jugadores. Ahora mismo tenemos a 182 niños en la escuela además de varios equipos senior, cadete, juvenil… no pensamos que a estas alturas podríamos tener tantos equipos y jugadores. Puede decirse que estamos donde queríamos pero demasiado pronto.

No sabemos dónde queremos llegar pero si tenemos claro que el año que viene queremos sacar un equipo masculino femenino en una categoría más arriba de provincial.

SA: La apuesta de Segosala, desde sus orígenes, va más allá de lo deportivo

D.I: Seguimos pensando igual aunque nos cueste mucho. Tenemos clases de apoyo para los chicos, el nutricionista, psicólogo, la escuela de padres y además nos sentimos especialmente orgullosos porque una niña de APADEFIM juega en el equipo cadete nuestro. De juvenil para arriba es una categoría de competición, pero de ahí hacia abajo disfruten del deporte.

SA: Y deportivamente ¿Cuál es el objetivo del club?

D.I: Nos gustaría hacer tantas cosas al final que vamos poco a poco aplicándolas. Tenemos un método que lo llamamos ‘método Segosala’ en el que intentamos que los equipos a partir de alevines tengan un estilo de juego similar. Con las mismas jugadas y estrategias. Para que el paso de categoría sea menos traumático deportivamente para los niños. Creemos que puede ser bueno para el fútbol sala en Segovia y este que es el primer año que lo ponemos en práctica está funcionando muy bien.

SA: Y los patrocinadores ¿Llegan?

 D.I: Cuesta mucho. Somos conscientes de que aquí el fútbol sala es un deporte que ha ‘tirado mucho’, sigue tirando y sabemos que tenemos a clubes por delante nuestra y nos cuesta encontrar un patrocinador para hacer todas las cosas que nos gustarían.

SA: ¿Que tal la relación con los padres?

D.I:Seguro que hay niños a los que los padres les apuntan y a los niños no les gusta. Nosotros creemos que esta es una manera muy buena de hacer deporte y de integrarse con otros niños. No hacemos selección, los que llegan son parte del equipo como uno más. No es fácil a veces tratar con los padres porque todos creemos tener a Messi en casa. Cada padre entiende este deporte de una manera y es difícil a veces hacerles ver las cosas. Los niños tienen que jugar y no sentirse presionados por nadie.

SA: ¿Y cómo el Daniel antes jugador y ahora entrenador lleva la presidencia?

D.I: Agustín Pérez es el verdadero motor de este club porque tanto Lin, como Rubén, Tobe y yo todavía seguimos viviendo del fútbol sala de una manera u otra y no estamos en Segovia el tiempo que nos gustaría. Ojalá nuestros ‘nombres’ en la historia del fútbol sala nos hubieran traído patrocinadores pero no ha sido así por desgracia. Lo que siempre hemos pretendido es que, una vez que abandonemos el fútbol sala todos nosotros sigamos vinculados al deporte y la mejor manera era formar un club.

En cuanto a mi tarea como presidente no es que sea muy complicada pero claro que tiene su responsabilidad. En este club nadie vive del fútbol sala y lo que hago básicamente es dar la cara, participar en reuniones y firmar el papeleo.

SA: El Presidente del Segovia Futsal, Javier Herrero, abogó en estas mismas páginas por hacer, conjuntamente con el resto de clubes un proyecto único de cantera ¿Podría funcionar?

 D.I: No tengo ningún problema para reunirme con nadie y hablar de lo que haga falta. Yo no se si hace falta que estemos todos los clubes juntos pero sí utilizarnos unos a otros en beneficio común y que los mejores clubes de Segovia salgan todos al mismo sitio. Hemos tenido nosotros a dos jugadores del cadete que han ido a entrenar con el Intermovistar. Nosotros no queremos que se vayan fuera, si se quedan aquí, mucho mejor. Ya colaboramos con el CD Independiente, con el F.S Valverde.

SA: En el sentido de colaboración con otros clubes, Segosala llegó a acuerdos con clubes en el extranjero. ¿Funcionan esos convenios?

D.I: Están ahí pero con los pocos recursos que tenemos no podemos aplicarlos como nos gustaría. Para un jugador nuestro de provincial, por ejemplo, le supondría un gran estímulo ir a la República Checa a jugar a una liga profesional pero económicamente no le sería nada rentable. Si subimos al senior provincial a categoría nacional avanzaríamos un poco en esa línea.

Tenemos muchos contactos en el extranjero y tampoco nos importaría recomendar jugadores de otros clubes que no fueran el nuestro. Sería bueno que no tuviéramos en Segovia esa competencia tan férrea fuera de las pistas.

Foto: Daniel, durante un partido como entrenador del CD Burela Pescados Rubén/CD Burela Pescados Rubén