Tras los estudios oportunos realizados por los técnicos municipales y la Policía Local, el equipo de gobierno traslada las plazas de aparcamiento situadas, hasta ahora, en la acera junto a la iglesia de San Martín en la calle José Canalejas. A partir de ahora, los vehículos podrán aparcar en la acera de situada frente a la iglesia de San Martín dejando despejada la fachada románica.

Una vez esté pintada la zona correspondiente al aparcamiento y borrada la antigua, los turismos podrán estacionar en la acera situada frente al monumento dejando así despejada y visible la fachada de la iglesia románica.

La máquina expendedora de los recibos de la ORA también cambiará de ubicación. Se colocará junto a los contenedores soterrados de la calle, intentando despejar lo más posible la acera en la que está ahora.