La Ley de la Memoria Histórica aprobada en 2007 es clara con respecto a “escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”. Por ese motivo el Ayuntamiento de Segovia está ya trabajando en el cambio de hasta 21 calles que perderán su denominación actual por otra más acorde a los nuevos tiempos. En ningún caso el Ayuntamiento pretende cambiar las denominaciones a su libre albedrío y propone a los comerciantes y vecinos que hagan sus sugerencias aunque la premura de tiempo obliga a tomar las decisiones con celeridad.

Una de las calles que genera más controversia en lo que respecta a su cambio de nombre es la Avenida de Fernández Ladreda. Mientras el Grupo Popular argumenta que el General José María Fernández Ladreda estudió en la Academia de Artillería de Segovia, fue ministro de Obras Públicas con Franco entre 1945 y 1951, se le nombró Hijo Adoptivo y tiene la Medalla de Oro de la ciudad; la alcaldesa Clara Luquero, en declaraciones a Ical afirma rotundamente que:  “a Fernández Ladreda se le reconocerán méritos científicos, pero es un señor que fue un golpista”. El Consistorio tiene previsto envia una carta firmada por ella a los comerciantes de Fernández Ladreda. “Les recordaremos los motivos por los que se va a cambiar el nombre de la avenida, y les plantearemos estas dos opciones para no volvernos locos, aunque si quieren podrán hacer sus aportaciones”, matiza, en declaraciones a Ical. La última palabra, insiste Luquero, la tendrán los comerciantes.

Entre las opciones que se barajan para la Avenida están la de San Clemente y Acueducto aunque sin cerrarse por completo a otras posibilidades. La Plaza Alto de los Leones de Castilla o General Varela son otros ejemplos de calles o plazas que cambiarán su denominación. En este caso: Universidad y Retama toman la delantera como posibles nombres. Mantener los nombres actuales de esas calles está descartado por la Ley de Memoria Histórica y por, también recuerda Luquero, el pacto alcanzado por el PSOE con IU en 2011.

La Comisión de Personal ya aprobó el pasado lunes el último trámite antes del pleno para cambiar los nombres de la plaza del Alto de los Leones y la calle General Varela con el apoyo de PSOE e IU y el rechazo del PP. Los “populares” tampoco interpretan en estos casos que la Ley de Memoria Histórica obligue a ello, e incluso advierten un “presunto delito de prevaricación” por entender que el reglamento municipal de Honores y Distinciones establece que debe haber unanimidad.

Foto: Avenida Fernández Ladreda/Ical