La educación concertada católica representa en Segovia el 13 por ciento de los alumnos matriculados, según informa la agencia Ical en un comunicado.

Los tres centros educativos concertados, pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León (Madres Concepcionistas, Nuestra Señora de la Fuencisla y Claret) iniciaron el curso 2017-2018, con 2.956 alumnos en sus aulas. Además, cuenta con 272 profesionales, entre docentes y personal de apoyo, administración y servicios.

El presidente de la delegación en Segovia de Escuelas Católicas Castilla y León, José Luis Marijuán, se mostró “muy satisfecho de la confianza de las familias, con una cifra de matriculados similar al curso anterior”. Marijuán afirmó que estos padres, “buscan una seguridad para la educación de sus hijos, fundamentada en la estabilidad del profesorado, su dedicación, profesionalidad y formación constante”.