Terminan las vacaciones para los 13 niños y niñas, procedentes de los campamentos de refugiados, que han disfrutado de unas ‘Vacaciones en Paz’ acogidos por familias segovianas.

Ocho de ellos han convivido con sus ‘familias españolas’ en diferentes pueblos de la provincia y los cinco restantes en la capital. Han sido dos meses de juegos, descanso, aprendizaje, de compartir una cultura diferente y vivir nuevas experiencias.

La partida está prevista a 15.15 horas desde la explanada del Santuario de la Fuencisla donde niños y familiares tendrán que despedirse hasta el próximo verano. Desde allí, los menores serán trasladados al aeropuerto de Villanubla (Valladolid) con destino a los campamentos de refugiados de Tinduf, en el sur de Argelia.

La asociación de Amigos del Pueblo Saharaui puso en marcha el programa ‘Vacaciones en Paz’ en 1996 para acercar lazos entre ambos pueblos y facilitar a los niños un verano alejado del conflicto diario que sufren.