El secretario general del PSOE en Castilla y León, Julia Villarubia, denunció hoy el “escandaloso abandono de la Junta” respecto a la paralización de inversiones en la provincia y en la ciudad de Segovia tales como el Teatro Cervantes y el desdoblamiento de la SG20. El socialista aseguró que reivindicará en los Presupuestos Generales del Estado y de la Junta la puesta en marcha de “las pocas pero importantes inversiones y proyectos de ciudad” que ha paralizado el Gobierno de Mariano Rajoy.

Durante su primer visita institucional con el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, Villarrubia criticó que el Ejecutivo regional “no es un gobierno, sino una gestoría clientelar desde hace más de 25 años”, y resaltó la necesidad urgente de una alternativa y un cambio que derive en “un gobierno de los ciudadanos”. El secretario general socialista destacó la labor del equipo del gobierno socialista de Segovia, y del alcalde “en particular, que está haciendo una gestión extraordinaria pese a no recibir las ayudas que democráticamente le corresponden a la ciudad de Segovia”.

En este sentido insistió en que “no se le priva al alcalde de esas ayudas, sino a los ciudadanos”, y puso de manifiesto que el Ayuntamiento de Segovia es uno de los menos endeudados de España, “que está pagando con mucha más agilidad que casi ningún otro ayuntamiento de capital de provincia”.

Por su parte, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes agradeció la visita de Villarubia y criticó que el presidente de la Comunidad y del Partido Popular, Juan Vicente Herrera, “jamás ha venido a este Ayuntamiento en visita oficial, a pesar de que se le ha invitado en reiteradas ocasiones”. El regidor municipal señaló que a través de la visita, el representante regional, trasladará las reivindicaciones “para que de una manera directa y concreta pueda también ayudar a solucionar cada uno de los problemas que tenemos”.

Entre los temas que Arahuetes trasladó al secretario regional se encuentra la construcción de la depuradora de Madrona, la cesión de las travesías de la Junta de Castilla y León o la creación de la nueva estación de autobuses junto a la actual en la zona del Velódromo.

Respecto a sanidad, Arahuetes solicitó la ampliación del aparcamiento del Hospital General de Segovia porque “es insuficiente y los pacientes, familiares, trabajadores, etcétera, se ven obligados a aparcar en las zonas aledañas”. A la necesidad de aparcamientos en el Centro de Salud Segovia III en el barrio de San Lorenzo, el consistorio trasladó la necesidad de la construcción del Centro de Salud Segovia IV en el Barrio de Nueva Segovia, así como la puesta en marcha de un Centro de Enfermos y Familiares de Alzheimer. Junto a ellos, el Ayuntamiento de Segovia pidió el “desbloqueo” de la situación actual del Hospital Policlínico.

En cuanto a la educación, el alcalde de Segovia trasladó a Villarubia la solicitud de la incorporación al Campus de Segovia de la Universidad de Valladolid de las titulaciones de Ciencias de la Salud concedidas, Podología y Terapia Ocupacional, y con ella los Estudios Universitarios de Enfermería. Asímismo, pidió el comienzo de la construcción del Instituto de San Lorenzo así como de la segunda fase de las obras del Campus de Segovia de la Universidad de Valladolid.

Entre las nuevas infraestructuras, el consistorio solicitó la puesta en marcha del Museo de la Fotografía en el Círculo de las Artes y las Tecnologías (CAT), “que se vendió como el proyecto más importante de la Consejería de Cultura de la entonces consejera, Silvia Clemente”, el Palacio de Congresos “prometido nada más y nada menos que por el Presidente de la Junta de Castilla y León en la campaña electoral de 2008”, y el Museo de la Ingeniería Romana.

Otros de los asuntos se centraron en la reanudación de las obras del pabellón deportivo en el Colegio El Peñascal, la Casa del Deporte o el plan de instalaciones deportivas en la ciudad “ya que no ha invertido ni un sólo euro en infraestructuras deportivas en los últimos nueve años”.