El secretario general del PSOE de Castilla y León, Julio Villarrubia, consideró hoy que la reducción del gasto en 1,5 millones de euros no justifica el abandono de prestaciones a la ciudadanía como el cierre de los 17 puestos de urgencias médicas nocturnas del medio rural en la Comunidad, «por un puñado de euros».

Durante una reunión con la plataforma de afectados por el cierre en Ayllón (Segovia) de las urgencias nocturnas, Villarrubia lamentó la medida de la Consejería de Sanidad que afecta en mayor medida a una población envejecida y con malas comunicaciones, como señaló. Para el secretario general de los socialistas de Castilla y León, «la auténtica ordenación del territorio» son los servicios que la ciudadanía necesita, por lo que instó al Gobierno regional a llevar a cabo la reapertura de los centros, seis de ellos en la provincia segoviana.

Junto a la portavoz en las Cortes, Mercedes Martín y la procuradora segoviana, Ana Agudíez, así como miembros del partido municipal de Ayllón, Villarrubia recordó que para «posibilitar que la gente pueda vivir con normalidad en el mundo rural», continuarán con la campaña de recogida de firmas contra el cierre de las urgencias nocturnas que supera en la actualidad las «varias decenas de miles».

Mientras aseguró no querer «ninguna confrontación con el gobierno autonómico», Villarrubia incidió en la necesidad de continuar insistiendo en la paralización de la decisión. En este sentido, señaló que si la Junta decide reabrir los centros aplaudirá la medida porque no se trata de conseguir el «desgaste político» sino de que la gente sea atendida.