En estos momentos, desde la consejería estamos estudiando en profundidad el alcance de este acuerdo, que abarca el periodo de 2014-2020 y tendrá plena aplicación en 2015.

Son muchos los documentos que en este momento están sobre la mesa, y a Castilla y león lo que le interesa en estos momentos es conocer y valorar la incidencia que va a tener para los agricultores y ganaderos de esta comunidad autónoma.

Una vez que lo conozcamos, y así lo venimos haciendo las últimas semanas, todo lo que estaba desde el punto de vista europeo y afecta a nuestro país, hay un gran margen de flexibilidad en las decisiones que pueda tomar cada estado miembro, y estamos analizando en profundidad cuál es la repercusión y la posición que tiene que adoptar Castilla y León de cara a la negociación que hay que adoptar en nuestro país.

El próximo martes se convocará un Consejo Regional Agrario y ahí tendremos una valoración de los principales apartados que afectan a Castilla y León.