El programa ‘Vacaciones en el cole’ de Semana Santa se celebrará entre los días 1 y 5 de abril en el Colegio Diego de Colmenares si el número de plazas ofertadas no supera la capacidad de las instalaciones facilitadas. Son estas vacaciones, junto a las de la época estival las que más interés despertaron, por lo que de superar el número de alumnos, el programa se trasladará al Colegio Martín Chico, según explicó hoy la presidenta de Federación Provincial de Asociaciones de Padres y Madres ‘Antonio Machado’, (FEDAMPA) María del Mar Plaza.

Acompañada del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, y la concejala de Educación y Juventud, Lirio Martín, la representante de la asociación explicó que la nueva programación tendrá tres turnos diferentes entre las 7:45 y 15 horas a un precio de 29 euros toda la semana, de 9 a 14 horas a un precio de 21 euros, y de 10 a 14 horas con un precio de 17 euros. Si por el contrario las familias solicitan días de manera aislada, tendrán que abonar una cantidad de 8 euros por jornada.

El plazo de inscripción estará abierto hasta el 20 de marzo a las 14:00 horas en la Asociación Espávila, bien a través de teléfono, vía correo electrónico o presentándose en las instalaciones ubicadas en el Paseo Ezequiel González en el Centro Comercial ‘Mahonías’. Para obtener más información los interesados pueden dirigirse a la Casa Joven de Segovia o en los propios centros a través de las AMPAS, como señalaron durante la presentación.

Según los datos ofrecidos por Plaza, durante Carnaval fueron 55 los alumnos de 14 centros que se inscribieron en las actividades y en Navidad 44 estudiantes de 10 centros. Un incremento que espera ser superado debido a que las principales consultas hechas a través de una encuesta de noviembre, “esta semana era la que más interesaba a los padres junto al verano”.

La presentación del programa sirvió de nuevo para reivindicar al Gobierno regional que sea el encargado de costear el servicio para poder conciliar la vida laboral con la familiar. En este sentido, la concejala de Educación y Juventud, Lirio Martín, criticó el “desmantelamiento del Estado de derecho” y tildó de situación “dura” que las familias tengan que costear el servicio debido a los recortes de la Junta.

Martín apeló a las administraciones para delimitar las competencias en materia de Educación a través de la nueva Ley de Bases de Régimen Local y esperó que “aclare el engranaje” de las competencias autonómicas y municipales para lo que pidió a la Junta que “sea sensible” con los problemas de los ciudadanos.