Los 1.618 puntos Sigre de las farmacias de Castilla y León recogieron en 2009 una media mensual de 5,36 kilos de envases y restos de medicamentos por cada 1.000 habitantes, un 14,53 por ciento más que en 2008 y una cifra superior al registrado a nivel nacional, del 13,23 por ciento.

Valladolid, con 6,4 kilos; Zamora, con 6,2; Salamanca, con 5,46; y León, con 5,22; fueron las provincias que más colaboraron; seguidas de Segovia, con 5,11 kilos por cada 1.000 habitantes; Ávila, con 4,93; Burgos, con 4,67; Soria, con 4,30 y Palencia, con 4,17 kilos. Esta participación ciudadana creció en todas las provincias.

Según un estudio de opinión realizado por ‘Sigre Medicamento y Medio Ambiente’, los ciudadanos están cada vez más concienciados de la necesidad de reciclar correctamente los medicamentos y sus envases, ya que el 86 por ciento considera que tirar estos residuos a la basura o por el desagüe puede entrañar algún riesgo para el medio ambiente y, por tanto, requieren de un tratamiento medioambiental específico.

Asimismo, el estudio revela que el 52 por ciento de los ciudadanos, si le sobran algunas dosis de un medicamento guarda estos restos en el botiquín doméstico. Sin embargo, el 73 por ciento considera que volver a tomar esos medicamentos por su cuenta, posteriormente y sin previa consulta a un profesional sanitario, puede entrañar algún riesgo para su salud.