Los trabajadores del Metro de Madrid, en huelga desde el lunes, no están respetando los servicios mínimos y hoy no hay metro en ninguna de las líneas. Los trabajadores han tomado está decisión como forma de presión contra la patronal y han amenazado con no retomar los servicios mínimos hasta que se convoque una nueva reunión para frenar la bajada de sueldos acordada el lunes por la Asamblea de Madrid. Al parecer los trabajadores están pidiendo  a los viajeros por la megafonía de las estaciones que abandonen los andenes y desalojen las estaciones porque no va a haber ningún tipo de servicio y los piquetes están impidiendo la salida de trenes.

Se espera que el transporte por la capital esté totalmente colapsado a causa de esta suspensión de los servicios mínimos y se recomienda a los usuarios optar directamente por transportes como el autobús o el taxi.

 

Según una nota de prensa recién llegada a segoviaudaz.es, Renfe ha preparado un dispositivo de refuerzo en el servicio de Cercanías en Madrid para atender la demanda que se está produciendo por la huelga que hoy están llevando a cabo los empleados de Metro.

Los trenes de refuerzo se encuentran situados en las estaciones urbanas de la red, y dan servicio a la demanda que se está produciendo entre Príncipe Pío, Atocha y Chamartín, en las estaciones de la línea C-5, que abarcan también distritos con una elevada densidad de población, como Aluche, Orcasitas o Embajadores, así como las que desde Coslada penetran en Madrid por el Corredor del Henares, dando servicio a Vallecas o Entrevías. Hasta el momento se han puesto en marcha 30 circulaciones especiales.

Estos refuerzos se han traducido, entre las 7 y las 9 de la mañana, en 83.000 viajeros más de lo que es habitual. La mayor demanda, un 40% más, se ha producido en la corona central de la red de Cercanías. En el resto, la subida de pasajeros ha sido del 12%.

Este dispositivo se mantendrá a lo largo de la jornada.