Unión Progreso y Democracia en Castilla y León ha instado al Gobierno regional a no recortar servicios ni aumentar la presión fiscal sobre los ciudadanos y “lamenta que el presidente Herrera haya empezado a racionalizar el gasto de las instituciones ahora, en referencia a necesidad de la desaparición de algunos entes autonómicos para lograr reducir el déficit que la consejera, Pilar del Olmo, hizo pública tras su salida del Consejo de Política Fiscal”, han asegurado fuentes de la formación política.

El partido magenta ha reclamado estas medidas de racionalización desde su formación, ya que consideran que “este tipo de administración paralela, innecesaria e ineficiente representa un gasto enorme para los ciudadanos. Un gasto que arroja luz sobre el despilfarro y la mala administración del Ejecutivo regional”, han reiterado. Asimismo, UPyD de Castilla y León considera que “si no se hubieran constituido estas instituciones, las arcas autonómicas no podrían haber afrontado mejor la recesión y no hubiera sido necesario acometer recortes e imponer nuevos impuestos a los castellanos y leoneses”.

El responsable de Acción Institucional de UPyD, José Miguel Mateos, ha incidido en que “parece que les ha costado tomar esta decisión, si es que finalmente la toman. Estas empresas y fundaciones no son nada claras y forman parte del entramado clientelar que se tienen montado”. Mateos ha recordado al equipo de gobierno de Juan Vicente Herrera que “existen otros organismos públicos que también van a tener que suprimir como el Consejo Consultivo, el Defensor del Común o el Tribunal de Cuentas entre otros. Mejor que lo afronten pronto que tarde porque la falta de valor para tomar decisiones tiene un dramático coste directo para los ciudadanos”.

En conclusión, UPyD considera que antes de “hacer más difícil la vida de los ciudadanos”, la Junta de Castilla y León tenía que haber suprimido “lo que a todas luces era superfluo e innecesario”, han indicado. “Da mucho coraje ver como se ha despilfarrado recursos públicos y que todavía se resistan a rectificar. Esperamos que los ciudadanos sí tengan buena memoria”, ha concluido José Miguel Mateos.