La formación política UPyD ha acudido al Banco de España para que inste a Caja Segovia a que haga públicas las cantidades percibidas por los directivos en el plan de prejubilaciones llevadas a cabo.

La queja fue presentada en la sede central del Banco de España por Esther Bermejo y Luciana Miguel, que fue candidata a la Alcaldía de Segovia por UPyD, y quien se refirió a la “pasividad” mostrada por el PP y el PSOE en los órganos de la Caja sobre las “prejubilaciones millonarias de miembros de su dirección”.

En el escrito, UPyD solicita que requiera a los órganos de Gobierno de Caja Segovia para que “modifiquen y hagan pública la información del plan de jubilaciones destinado a los miembros de Comité de Dirección, con detalle de los movimientos habidos en el mismo en cada ejercicio y los saldos que presente al finalizar el mismo, así como de la forma en que se instrumenta”.

Según la formación magenta, este plan se inició con una dotación de 1,5 millones de euros en el año 2006 y se ha ido incrementando progresivamente hasta llegar al 2010 “donde aparece una cifra en sus cuentas de 51,56 millones de euros, que junto a otra, que también aparece, de 17,19 millones de euros, haría un total de 68,75 millones”, argumentan.

En la misma línea, UPyD solicita al Banco de España que verifique si las retribuciones derivadas del citado plan “son compatibles con la percepción de fondos públicos a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y si, para la aprobación, se ha respetado la legislación europea sobre las remuneraciones del sector financiero”.

 

Polémica en el pleno

El mismo asunto se debatió en el pleno ordinario del Ayuntamiento de Segovia, donde el grupo socialista criticó que el concejal del PP, Juan Antonio Folgado, no haya hecho pública la retribución que percibe tras haberse acogido al régimen de prejubilaciones.

Él justificó su postura atendiendo al régimen de confidencialidad que existe para todos los empleados y que se trata de cantidades legales y amparadas por la normativa. En un comunicado, el PSOE denunció la “incoherencia, irresponsabilidad política, opacidad y demagogia del concejal que vota a favor de presentar la información y luego no lo hace”.