El parlamentario madrileño y miembro del Comité de Dirección de UPyD Ramón Marcos Alló Unión criticó hoy que algunos consejeros de Caja Segovia “no den la cara” y se escondan tras la marca de la entidad “para ocultar una gestión nefasta”. Así lo manifestó durante la rueda de prensa previa a la charla-coloquio organizada en Segovia sobre la politización de las cajas de ahorro y en concreto, sobre el caso de Caja Segovia.

En este sentido, el parlamentario madrileño añadió que si algún consejero ha sentido lesionado su honor por parte del partido, “deberían haber interpuesto en su nombre, y no en el de la caja, los procesos de conciliación”, a los que asistieron hace escasas semanas el coordinador de UPyD en Castilla y León, Félix Sánchez Montesinos; la portavoz del partido en Segovia, Luciana Miguel, y Luis Santos, candidato al Congreso en las últimas elecciones.

Alló reiteró además la petición de que el Fiscal General del Estado abra una investigación que estudie la situación de las cajas, así como el desarrollo de una Comisión de Investigación en el Congreso de los Diputados “para lo que nos gustaría contar con el apoyo del PP y del PSOE”. El parlamentario madrileño insistió en que preguntará por tercera vez en la Asamblea de Madrid sobre la situación de Bankia y en concreto, lo que respecta a Caja Madrid.

Durante el acto, la portavoz del partido en Segovia, Luciana Miguel, señaló que los estudios realizados por UPyD arrojan algunos datos “sorprendentes” como que en 2010 los trece miembros de alta dirección de Caja Segovia “habían obtenido por persona y año un millón y medio de euros, lo que supone el 300 por cien de los destinado a la Obra Social”. Asímismo señaló que el cálculo medio en 2006 alcanzaban los 350.000 euros anuales, el doble de los destinado al apartado social. En este sentido, Luciana Miguel añadió que el sueldo se mantiene constante “y este incremento de percepciones aparece en otros conceptos que no se detallan”.

Además, el coordinador de UPyD en Castilla y León, Félix Sánchez Montesinos pidió claridad y transparencia además de que los partidos políticos mayoritarios, “los que han controlado las cajas”, respondan ante esta situación que ha calificado de “expolio”.