Los responsables de la formación política UPyD, que se ha erigido como la tercera fuerza política en Castilla y León, destacaron hoy el avance electoral experimentado tras los comicios de ayer, domingo, y aseguraron que el “bipartidismo ha comenzado su derrumbe”, razón por la cual el partido se convierte en la alternativa más viable.

El coordinador de UPyD de Castilla y León y candidato al Senado por Segovia, Félix Sánchez Montesinos, se mostró satisfecho con el trabajo de los integrantes de la formación y de los candidatos, así como con la respuesta recibida por parte de los ciudadanos en Segovia, en Castilla y León y en el conjunto del país. “Hemos hecho un buen trabajo y nuestro mensaje ha calado”.

Recordó que en la provincia de Segovia quintuplicaron los resultados de las elecciones generales anteriores y aumentaron también los de las autonómicas y las municipales. “Somos la tercera fuerza en la región, gracias al incremento registrado en Ávila, Burgos y Segovia”, dijo con satisfacción Sánchez Montesinos, quien, una vez más, volvió a denunciar el trato injusto de la ley electral con los partidos pequeños.

“Si no fuera por esta ley, tendríamos 17 diputados. Esperamos que el PP, si de verdad tiene voluntad de hacer cambios, empiece por cambiar esta ley que perjudica a los ciudadanos”, recalcó.

El jefe autonómico de campaña, Jorge Calabrés Luengo, también habló de satisfacción y recordó que han conseguido el respaldo de más de 90.000 votantes de Castilla y León. “Queremos seguir trabajando. Nuestro proyecto es joven, pues son las segundas elecciones generales en las que participamos y el resultado ha sido de crecimiento”, explicó.

Según sus datos en Castilla y León UPyD obtuvo el 1,55 por ciento de los votos en las elecciones de 2008; y este año, en mayo cosechó el 3,21 por ciento y en las generales de ayer, el 6,12 por ciento. “El bipartidismo ha empezado su derrumbe y somos la alternativa”, agregó.