«En cuatro días analizados casi 3000 vehículos se han saltado la zona prohibida de acceso a la Plaza Mayor» ha lamentado el Alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes en la Junta de Gobierno Local. Desde que se implantara el sistema de videovigilancia para el paso de vehículos a la Plaza el día 1 de abril, «más de 700 coches diarios se han saltado la dirección prohibida» ha comentado el edil. Finalmente no ha sido desde el primer día de su aplicación cuando se han empezado a poner las multas, sino que el Ayuntamiento decidió dar un margen de una semana para que los conductores se familiarizaran con la señalización expuesta por la calles colindantes a la zona.

El Consistorio ha señalado que a partir del lunes día 11 de abril, se comenzarán a aplicar las multas a aquellos que pasen por la zona prohibida. Como ha señalado Arahuetes, el periodo de margen de confianza acabará el domingo día  10. «Muchos ciudadanos han excedido la confianza, y es una medida desagradable pero necesaria» ha apostillado.

La multa impuesta hasta que se reforme la ordenanza y acabe el plazo de exposición público de un mes, será de 200 euros y acarreará la pérdida de 4 puntos. Una vez reformada, la multa ascenderá a 80 euros y no conllevará pérdida de puntos en el carnet de conducir. » Si tenemos que tramitar 700 multas, las tramitaremos» ha señalado, aunque ha hecho especial hincapié en que no es afán recaudatorio el objetivo que persigue el Ayuntamiento. «No queremos hacer caja y espero que la Policía no tenga que sancionar a nadie» ha finalizado.