Alrededor de 200 animales se dieron cita este domingo en la Feria Anual de Ganado Equino de Navafría a pesar del adverso clima, que se caracterizó por el fuerte viento y las bajas temperaturas. El evento anual, que se desarrolla siempre el segundo domingo de noviembre, está organizado por el Ayuntamiento de Navafría, que trata de consolidar el tradicional mercado de ganado equino que en esta zona representaba una importante parte de las actividades forestales, ya que se empleaba para el arrastre de madera de los pinares de la Sierra de Guadarrama.

La feria fue inaugurada por el director general de Producción Agropecuaria de la Junta, Jesús Gómez, quien destacó la importancia de la producción equina en Castilla y León, y recordó la apuesta hecha por la Junta con la creación del Centro Ecuestre, en el que se han invertido más de ocho millones de euros.

Junto al director general estuvieron algunos de los candidatos a las próximas elecciones, que recorrieron la muestra y se pararon en algunos de los puestos de venta ambulante instalados por artesanos alimentarios acogidos a la marca Tierra de Sabor.

La alcaldesa de Navafría, Carmen Lobo (PP), explicó que la actividad comercial equina tiene una tendencia creciente hacia la producción cárnica, ya que ha disminuido el uso de caballos para ocio y para trabajo agrícola o forestal. Pero sobre todo señaló la fuerte afluencia de público, ya que se trata de una de las pocas ferias de la región destinada al sector equino.

Entre los más de 200 caballos, hubo ejemplares de pura sangre españoles, bretones, ponis, y también burros y mulas. Igualmente, se dieron cita puestos de venta de aperos y utensilios para la equitación. 

Tradicionalmente, la Feria Anual de Navafría sirve para marcar el fin de la temporada en que las yeguas han estado pastando libremente por los montes de la zona desde la pasada primavera. A partir de estas fechas, con la llegada de las nevadas y la ausencia de pasto, los animales se bajaban al pueblo para ser cuidados en los corrales y prados del municipio.

La Feria de Navafría es única en la provincia dedicada al sector, pues el resto fueron desapareciendo al ser sustituidas por las ferias de maquinaria. Tan sólo se vio alterada en el año1991 con las medidas restrictivas impuestas para evitar la peste equina, y en 2001, por la fiebre aftosa.