Un día de finales de verano Fernández Ladreda amanecía llena de postes repletos de logos e imágenes con una leyenda que rezaban «Segovia 2016 Candidatura Capital Europea de la Cultura». Excépticos, algo extrañados y curiosos, los rodeábamos e intentábamos enterarnos de cuál era el nuevo proyecto en el que se embarcaba nuestra ciudad. Era 2006 y en octubre de este mismo año, concretamente el día 6, conoceríamos aquel logotipo que iba a unir a miles de personas, turistas y residentes en Segovia bajo un mismo espíritu. El de un proyecto, el de un sueño. Segovia 2016, cuyo mismo logotipo de hace 4 años ahora se asoma en multitud de fotos de perfil en las principales redes sociales.

«¿Sin Segovia no luna?» Otra nueva pregunta se nos planteaba curiosa en nuestros pensamientos. Pronto descubriríamos el significado de aquella frase que comenzó a inundar marquesinas y autobuses urbanos junto a la de “un sueño”. Un eslogan que viaja a 1974 importado directamente de Werner Von Braun, ingeniero alemán que fascinado con Segovia la plasmó en el libro de firmas de Cándido, testigo impasible de los años. “Sin Segovia no Isabel la Católica, sin Isabel no Cristobal Colón, sin Colón no América, sin América no Luna”. No podemos decir, que Segovia, desde luego, no sea especial.

Con la base bien cocinada, la candidatura comienza a pasear su orgulloso programa cultural en multitud de eventos, exposiciones, festivales, conciertos, concursos…que han dado imagen, apoyo y relevancia a algunos ya sobradamente conocidos como Titirimundi, Hay Festival, Festival de Segovia o el FIS, Festival Internacional de Segovia. Son otros, menos conocidos y que buscan su deseo de implantarse como referencia en la ciudad, véase Publicatessen, Festival Universitario de Publicidad de Segovia, los que además han contado con el apoyo y la imagen de una Segovia 2016 involucrada con la ciudad y sus habitantes. O las citas obligadas de estos años que han nacido a raíz de la candidatura, como la Noche de la Luna Llena, que ha conseguido que nos comamos, literalmente la ciudad de Segovia, que en familia nos hagamos todos los que apoyamos a esta causa, una gran fotografía con el mismo grito de ilusión o que creemos un logo gigante con nuestros cuerpos y con los colores de la candidatura.

El espíritu de esta candidatura ha estado presente durante estos años en todos y cada uno de aquellos rincones con encanto de la ciudad; cada callejuela de piedra, cada jardín, cada paseo, cada monumento, en sus iglesias románicas, en su barrio judío, en sus canonjías, en su barrio de los caballeros, en sus murallas, en las zonas que miran hacia el futuro…en su Catedral, en su Alcázar, y como no, en su Acueducto. Pero no sólo en lugares, sino en sus gentes, en los más de 5000 Ciudadanos 2016 inscritos, y en todos los que no, pero que sienten con la misma fuerza e intensidad esta candidatura; en los más de 200 volunáticos que han participado de forma altruista en alguna de las actividades que se han ido realizando durante todos los años, a los cerca de 60 voluntarios que se encargan de estar a pie de cañón en todas y cada una de estas actividades; en todas las personalidades que han apoyado bajo su firma a Segovia, en su comité organizador, en el Ayuntamiento, y en todos los que apoyamos y esperamos con un intenso nerviosismo que Segovia 2016 esté entre las finalistas.

Y por fin ha llegado el día, 30 de septiembre. Por delante San Sebastián y Santander; a las 11:30 la presentación de Segovia 2016, nuestra candidatura; y por detrás Tarragona y Zaragoza. Finalmente, a las 17:30 aproximadamente sabremos si Segovia ha sido una de las elegidas, y aquí os dejamos un hueco para contar un nuevo episodio en esta historia de un sueño; el último capítulo o el segundo de una gran próxima temporada. Sea como sea, y pase lo que pase, lo que es seguro es que este sueño ha hecho posible un espíritu conjunto, una unión fraternal y una ilusión que traspasa barreras. Estamos todos con Segovia 2016. ¡Suerte!

“Porque queremos demostrar que Segovia es mucho más que una ciudad monumental en la que se come bien. Porque estamos convencidos de que la unión de fuerzas, el trabajo y el saber compartido de los ciudadanos y de todo un territorio puede dar lugar a un proyecto para el territorio atractivo y estimulante. Porque creemos que Segovia tiene que mirar al FUTURO con optimismo y atrevimiento. Porque creemos firmemente que a través de la cultura contribuiremos a mejorar la CALIDAD DE VIDA de esta ciudad bella, luminosa, amable, con un patrimonio histórico universal y un entorno natural privilegiado. Porque sabemos que a partir de nuestro PATRIMONIO y cultura podemos aportar mucho a Europa. Porque estamos contribuyendo a generar lazos de COOPERACIÓN con otras ciudades europeas y a fomentar el intercambio cultural y la búsqueda de elementos que nos unen. Porque estamos seguros de que los JÓVENES tienen mucho que aportar a la ciudad, por eso Segovia 2016 potencia el carácter universitario y joven de Segovia, promoviendo un espacio de encuentro internacional entre jóvenes y cultura. Porque apostamos por el IMPULSO del sector económico desde la innovación con proyectos novedosos, diferentes y atractivos que ponen en relación a las empresas y los artistas. Porque queremos convertirnos en REFERENTE del panorama cultural europeo; y porque queremos asomar y dar a conocer la ciudad innovadora de Segovia a España y el resto de Europa; porque nos gusta compartir ilusiones y porque creemos y apostamos por ello”.

¡Por todos vosotros, Segovia 2016!