Un vecino de la localidad segoviana de Torre Val de San Pedro, pendiente de un juicio por delito penal, acusado presuntamente de maltrato animal en 2010, ha vuelto a reincidir, según fuentes de PACMA, que ha solicitado una nueva investigación al Juzgado de Instrucción nº 1 de la localidad, encargado del caso.

En esta ocasión, la reincidencia del delito vendría producida por la “dejación de las autoridades”, según el Partido Animalista.

 

Antecedentes

El Partido Animalista denunció en 2010 a este vecino de Torre Val de San Pedro por el estado en que mantenía a sus cinco perros. Algunos de los animales estaban muertos y se habían comido entre ellos, y una resolución judicial permitió que los animales fueran incautados y trasladados a protectoras.

El juicio por este caso todavía no se ha celebrado, por lo que los animales continúan bajo la custodia de las protectoras que los han acogido.

“Dos años después, esta misma persona ha vuelto a hacer lo mismo, manteniendo en un infierno a cuatro perros, que encerró en un remolque durante días sin comida, ni agua y sin poderse mover. Uno de ellos falleció y los otros tres fueron rescatados por SEPRONA”, aseguran fuentes de esta formación animalista. Finalmente, “han sido sacrificados en la perrera municipal por orden del Ayuntamiento”, informan.

“No comprendemos que haya podido suceder algo así. Que las autoridades no hayan inhabilitado a esta persona para la tenencia de animales, dados sus antecedentes y teniendo en cuenta que se encuentra pendiente de un juicio penal por maltrato, es inadmisible. Si la legislación ya de por sí es laxa, lo que no se puede consentir es que ni siquiera se aplique de forma estricta”, lamenta Silvia Barquero, portavoz del Partido Animalista.

“Lamentamos profundamente que estos animales, supervivientes de un infierno, hayan perdido su vida en una perrera municipal, sin una sola oportunidad para encontrar un nuevo hogar”, concluye Baquero.