Un interno que cumplía condena en la cárcel de Segovia se encuentra desaparecido después de que se fugara aprovechando una visita a la biblioteca pública. Según confirmaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno, los hechos ocurrieron el pasado lunes, cuando el interno, del que no se han querido aportar datos sobre su edad ni características físicas.

Al parecer, el interno, de origen español, aprovechó un momento de descuido de sus cuidadores alegando que iba a acudir al lavabo, y salió corriendo del edificio, precisamente un inmueble situado en plena calle Real, y que hace varios siglos albergó también una cárcel, informa Ical.

Según indicaron fuentes penitenciaras, el fugado participaba con otros internos en un taller de lectura sobre las once de la mañana y logró escapar hasta Madrid en un taxi. Se trataba de una de las salidas terapéuticas que se realizan habitualmente con internos del módulo 2, que es en el que se encuentran las personas que cumplen condenas de menor gravedad.

 

A disposición judicial el preso que presuntamente mató a otro en Perogordo.

El martes pasó a disposición judicial el hombre que en principio ha sido acusado de matar a su compañero de celda en la cárcel de Segovia el pasado domingo por la noche. El presunto autor de los hechos, cuya identidad responde a las iniciales O.O.O., tiene 37 años, la misma edad que la víctima, D.M.M. Ambos tienen nacionalidad española y compartían la misma celda en el módulo 5 del centro penitenciario de Perogordo.

Al parecer, una disputa entre ambos ocurrida en la noche del domingo día 25 tuvo como desenlace la muerte de uno de ellos, seguramente por las heridas causadas por un objeto punzante.

Según fuentes penitenciarias ambos internos habían solicitado compartir la celda. Sobre las once de la noche se avisó del fallecimiento a los funcionarios del centro, que trasladaron al presunto agresor a una celda de aislamiento, hasta que hoy martes pasó a disposición del Juzgado número 1 de Segovia.