El Ayuntamiento de Segovia iniciará contactos con la Junta de Castilla y León y Adif para dotar de la naturaleza jurídica necesaria a los terrenos ubicados en las inmediaciones de la antigua estación de Renfe, donde inicia su recorrido el tren de Cercanías, con el objetivo de construir “a largo plazo” de una futura estación de autobuses.

El estudio de viabilidad encargado en octubre del año pasado a la empresa Tool Alfa determinó que la ubicación es la “idónea” para la construcción de la infraestructura que supondría en términos actuales una inversión de 5 millones de euros. No obstante, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, insistió en que no es un proyecto de carácter inmediato sino que se trata de “planificar de cara al futuro” posibles alternativas para la estación de autobuses. En este sentido, señaló que pasados los años, el precio podría aumentar porque el estudio de viabilidad se realizó conforme los precios actuales.

Las cantidades manejadas contemplan la construcción del propio edificio, el pago de coste de la implantación del servicio, así como un canon que tendrá que pagar el Consistorio. Arahuetes explicó que además tendrán que negociar con la Junta de Castilla y León, competente en materia de transporte interurbano y responsable de la construcción de la estación de autobuses de Ávila, como recordó, y con Adif aunque sobre ésta última señaló que no será difícil puesto que “Renfe tiene muchos intereses urbanísticos en la ciudad de Segovia”.