Este otoño, los árboles ocuparán el espacio que hasta hace muy poco ocupaban los residuos: el antiguo vertedero de “El Cueto” en Fuentemilanos. El Cueto ocupa 4,68 hectáreas en el antiguo Camino de Otero de Herreros. Durante años, buena parte de la finca fue utilizada como vertedero incontrolado acumulando toneladas de desperdicios, escombros o chatarra transformando la zona en un lugar degradado e insalubre.

El Ayuntamiento de Segovia procedió en su día a retirar los materiales allí depositados para, a continuación, cubrir la superficie con una capa de tierra vegetal de 50 centímetros de espesor. De esta manera, se consolidaba la topografía del terreno que facilitará la repoblación, con especies forestales, que se llevara a cabo este otoño.

 

El coste total de esta operación alcanza los 30.000 euros.

En 3,63 hectáreas se plantarán encinas (el 90%) y enebros (el 10% restante). El resto, 1.05 hectáreas, se repoblará con encina (20%), enebro (20%), pino piñonero (un 35%) y pino resinero (otro 35%). En total, 4.060 árboles que cubrirán el paraje de “El Cueto” y transformarán completamente su imagen. La repoblación se protegerá con un vallado de postes de madera y alambre de 1.100 metros de longitud, aproximadamente.

Pero “El Cueto” no será un lugar cerrado porque desde este paraje se tiene unas inmejorables vistas del pie de monte (Revenga, La Losa, Otero de Herreros) y se puede considerar un lugar estratégico por lo que está previsto acondicionarlo como mirador.