La Guardia Civil imputó a un hombre por su presunta implicación en una negligencia que ocasionó el incendio forestal de Cuéllar (Segovia), que se registró el pasado sábado, 29 de junio, a partir de las 16 horas en el paraje Vado de la Vaca y que afectó aproximadamente a unas 43 hectáreas de pinos negrales o resineros, pasto y vegetación de ribera.

En cuanto se tuvo conocimiento del incendio, que está controlado, pero aún no extinguido, el Equipo del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia se hizo cargo de las investigaciones y llegó a la conclusión de que había sido producido como consecuencia de la negligencia originada por una persona que se encontraba resinando en la zona, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia.

El hombre fue imputado por un delito de incendio forestal por imprudencia grave, ya que está prohibido durante todo el año tirar fósforos, colillas o cualquier otro material en ignición al suelo, así como arrojar fuera de los lugares establecidos papeles, plásticos o mecheros susceptibles de provocar combustión, según la normativa autonómica que regula el uso del fuego y establece las medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales. Del hecho se han instruido las oportunas diligencias que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción de Cuellar.