Nunca había sucedido, o no se tiene constancia documentada de la mismo, pero por primera vez en la historia del motociclismo segoviano en la modalidad de enduro, un equipo formado íntegramente por segovianos está participando en la “Olimpiada de Motociclismo”, que se celebrara hasta el próximo sábado 17 de Octubre en la localidad portuguesa de Figueira da Foz. Los componentes del equipo segoviano que forman la expedición son Fernando Blanco Encinas, Javier Condado Carretero y David Cordobés Pozanco. Los segovianos compiten enla categoría club.

Hasta el momento, el equipo segoviano está realizando una más que meritoria participación, por encima de equipos procedentes de diversas partes del mundo y con mucho más caché y presupuesto que el equipo segoviano. No obstante el equipo a sabido adaptarse a la prueba y va mejorando diariamente.

EL CAMPEONATO ISDE

Los Seis Días Internacionales de Enduro (ISDE por sus siglas en inglés) es la competencia “off road” más antigua que existe en el caso de las motocicletas dentro del calendario FIM. El ISDE se celebró por primera vez en 1913 en Carlisle, Inglaterra y se ha efectuado cada año, en diversos lugares del mundo, interrumpido solamente por la I y II guerra mundial. Los primeros eventos fueron una verdadera prueba para la fiabilidad de la máquina y la habilidad del piloto. Esta prueba de realizaba en las «carreteras» de aquella época, hoy en día la mayoría de las rutas son verdaderamente “off road”. Originalmente se llamaba International Six Day Trial, pero desde 1980 pasó a llamarse International Six Day Enduro. Hasta 1973 la prueba se realizó siempre en Europa pero ese año salió del viejo continente, por primera vez, a EE.UU. y desde entonces se ha realizado con mayor frecuencia fuera de Europa. Australia (1992 y 1998), nuevamente en USA (1994), ESPAÑA (Granada) (2000), Brasil (2003), Nueva Zelanda (2006), Chile (2007) y Grecia (2008). El evento ha atraído a equipos nacionales de hasta 32 diferentes países en los últimos años.

Durante su larga historia, las normas y condiciones han cambiado según ha evolucionado el deporte, pero sigue siendo una prueba suprema de piloto y máquina ya que durante los seis días y más de 2.000 kilómetros, el piloto debe lidiar con reglamentos estrictos sobre tiempos, restricciones técnicas y de asistencia mecánica.