Este viernes, 16 de octubre, para ambientar la fiesta de cumpleaños del Acueducto, la compañía de Teatro Guirigai representará un espectáculo de calle itinerante con máscaras y música en vivo, desde la Plaza Mayor al Acueducto.

Se partirá de la Plaza Mayor hasta el Acueducto, monumento homenajeado, haciendo de la calle un espacio de fiesta y celebración. Un lugar de encuentro que se transformará en un foro de ideas, mercado de juegos e intercambios, y a la vez, en un espacio para la trasgresión y la imaginación. Las calles volverán a su pasado romano, donde histriones, esclavas, gladiadores, algunos indecentes financieros, sacerdotes y ediles, se entremezclan con el “ciudadano romano”. Una dramaturgia para recorrer, invadir y festejar la calle con grandes dosis de humor y jugando con el público como un personaje más de la comitiva, que se verá envuelto en sorpresas continuas.

Guirigai en sus producciones de Teatro de Calle ha desarrollado su propio lenguaje, creando dramaturgias propias basadas en la transformación de espacios públicos, el trabajo de máscara, la música utilizada como partitura dramática, la pirotecnia y el trabajo interpretativo de los actores.

SINOPSIS

El gran Titus, liberto transformado en afortunado hombre de negocios inmensamente rico, se presenta en la ciudad como generoso patrocinador cultural y candidato al Senado.

Al grito de ¡Titus Senador¡, recorre la ciudad acompañado de Fortunata, su voluptuosa esposa; Pomposo, el servicial edil, esclavos y músicos. Calles y plazas estarán salpicadas de ceremonias religiosas, venta de esclavas, comedias populares, bailes y lucha de gladiadores. Todo organizado por el maestro de ceremonias Marco Manicio. El patrocinador y benefactor de la ciudad será consagrado por Apolo y Artemisa, que le revelarán un sorprendente misterio final.

Una sátira sobre el poder y un festín de imágenes. En definitiva, una comedia para festejar en la calle donde el público será un personaje más.