Un hombre de 78 años resultó herido por asta de toro en el cuarto encierro de las fiestas al sufrir un puntazo en el muslo derecho que le provocó una herida de entre 10 y 12 centímetros en el muslo derecho, además de una contusión en la frente. Tras serle practicadas las primeras curas en la enfermería de la Plaza de toros fue evacuado en ambulancia al Hospital General de Segovia.

El suceso se produjo en la zona de El Embudo, donde uno de los toros levantó una de las talanqueras y sorprendió al anciano, que fue trasladado en ambulancia de la Cruz Roja. Además hubo un joven herido leve por contusión en las costillas de la parte izquierda y en la región periodontaria del ojo derecho. También fue llevado al Hospital para ser observado, según informó el cirujano de la plaza, Teófilo Nieto.

La lluvia que cayó todo el tiempo deslució el encierro pero no impidió que participara gran número de caballistas y de espectadores en todos los tramos del recorrido.

Los toros encerrados hoy pertenecen a la ganadería de La Gloria, de Azuaga (Badajoz), aunque dos fueron sustituidos por otros de la ganadería de Garciapedrajas. La manada salió de los corrales de forma descontrolada, lo que hizo que la conducción por el campo fuera difícil y complicada, con continuas recogidas de los toros por los caballistas debido a la falta de unión del ganado.

Tras el descansadero, donde se unió a toda la manada, ésta llegó a la zona de El Embudo, donde uno de los toros ya se quedó rezagado. En el tramo urbano la lluvia condicionó y limitó las carreras. Desde la asociación ‘El Encierro’ se criticó la incorporación de caballistas no autorizados y la invasión que hicieron dos jinetes en el recorrido urbano, con el peligro para los corredores.

La lluvia además ha obligado a suspender la corrida en la que iban a participar El Cid, Alejandro Talavante, que sufrió ayer una cogida, y el torero local, Javier Herrero, que iba a tomar la alternativa.