Doce personas resultaron heridas en dos accidentes múltiples simultáneos registrados poco después de las 19 horas de esta tarde en el kilómetro 139 de la A-1, a la altura de la localidad segoviana de Honrubia de la Cuesta, con más de medio centenar de vehículos implicados, entre ellos un autobús, en sentido Burgos y otros cinco vehículos en sentido Madrid. Al parecer, los siniestros fueron provocados por una tormenta fuerte de granizo y obligaron a cortar el tráfico en sentido Burgos durante varias horas y a desviarlo por una carretera que pasa por el pueblo.

Fuentes del Servicio de Emergencias Castilla y León 112 informaron de que los facultativos de Sacyl atendieron en el lugar del siniestro a doce personas heridas de diversa consideración, entre ellas a tres cuyo estado era grave. Posteriormente, una de ellas, un hombre de 52 años, con iniciales E.A.S., fue evacuado en helicóptero al Hospital Universitario de Burgos, mientras que otras dos fueron trasladadas en sendas ambulancias al Complejo Asistencial de Segovia (un varón de 54 años D.O.M., y una mujer de 54 años, A.H.M.).

Por su parte, el resto de los heridos fueron trasladados al Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero (Burgos). Se trata de cuatro mujeres: RA.H.R., de 50 años; N.V.G., de 29 años; MG.P.M., de 58 años, y L.R.A., de 34 años, y de dos hombres: JJ.P.A., de 53 años, y P.S.N., de 37 años, mientras que se desconocen a estas horas los datos de filiación de las otras tres víctimas.

En las operaciones de rescate de los heridos participaron agentes de las guardias civiles de Tráfico de Burgos y Segovia, los Bomberos de Burgos -que movilizó el parque de Aranda de Duero- y numerosos efectivos de Emergencias Sanitarias – Sacyl, entre ellos un helicóptero medicalizado, una UVI móvil, cuatro ambulancias de soporte vital básico, un equipo médico del centro de salud de Sepúlveda y una ambulancia convencional. 

Uno de los bomberos que participó en esas labores, Antonio Velasco, quien además es natural de este pequeño municipio segoviano, explicó en declaraciones a Ical que se encontraba de servicio en el parque de bomberos de Aranda de Duero (Burgos) cuando les avisaron del siniestro y que acudió con otros ocho compañeros en tres vehículos. Al llegar allí, relató que se encontraron con “coches volcados” y que algunos estaban “destrozadísimos”, pero que al final fue “más aparatoso de lo que en realidad ha sido”. “Poco ha pasado para lo que podía haber sido”, remarcó.

Asimismo, destacó que, aunque la gente que iba en el más de medio centenar de vehículos implicados en las colisiones estaba “con nervios”, incluso ayudaron a los bomberos y al resto de dispositivo de emergencia a recoger los restos que habían quedado esparcidos por la calzada y que los conductores apagaban las luces de sus coches e “intentaron aparcarlos” para que la situación volviera a la normalidad lo antes posible.

 

Muchos nervios 

Por su parte, Lucía Gil, la alcaldesa de Honrubia de la Cuesta, destacó que los vecinos del pueblo “se ha volcado en ayudar”, sobre todo a restablecer el tráfico en el interior del pueblo, que ha sido “el principal problema”. Gil explicó que los habitantes de la localidad “se han asustado mucho al principio” y que ha habido “mucho follón”, con «momentos muy tensos y de muchos nervios», pero que al final el siniestro no ha sido tan grave como se temían. La alcaldesa comentó que ella misma, al igual que una veintena de vecinos, estuvieron en el interior del pueblo colaborando para indicar nuevas salidas, sobre todo a los autobuses y camiones que pasaban por allí, ataviados con chalecos reflectantes que sacaron de donde pudieron.

Asimismo, recordó al Ministerio de Fomento que el tramo que hoy se ha usado para desviar el tráfico por dentro de la localidad es de titularidad de la Junta y le pidió que, cuando en invierno caen granes nevadas, echen también una mano en la localidad.

Por otra parte, fuentes del Centro de Gestión de Tráfico de la Guardia Civil explicaron que a estas horas la autovía en sentido Burgos ya está abierta al tráfico, aunque sólo se puede circular por un carril, mientras que en sentido Madrid la situación ya se ha normalizado.

El pasado día 30 de abril una granizada también provocó un accidente múltiple en la A-1 a la altura de Honrubia de la Cuesta, en el kilómetro 131, en el que se vieron implicados una veintena de vehículos y que se saldó con nueve personas heridas.