Agentes de la Guardia Civil de Segovia detuvieron ayer a tres personas tras descubrir un invernadero ilegal en el municipio de Yanguas de Eresma con más de un centenar de plantas de marihuana y diversos efectos para el cultivo. Los acusados son tres hombres de nacionalidad española de 24, 29 y 31 años.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno precisaron hoy que la Guardia Civil había detectado desde hacía varias semanas un incremento en el consumo de marihuana en algunas localidades de la provincia de Segovia. Las investigaciones llevaron a los agentes tras la pista de «dos vecinos de Tres Casas, con conocimientos de jardinería, que tenían relación con consumidores de la zona».

Las pesquisas les llevaron hasta una vivienda de la localidad de Yanguas de Eresma, utilizada como segunda residencia, donde los agentes realizaron un registro bajo autorización judicial. Fue allí donde hallaron un invernadero destinado al cultivo de cannabis, donde se intervinieron 106 plantas de cannabis sativa, cuatro plantas de cannabis sativa en proceso de secado, cuatro fuentes de alimentación eléctrica, cuatro lámparas de iluminación, tres temporizadores eléctricos, una báscula de precisión y 150 gramos de marihuana en diversos envases.

Los detenidos, J. A. M. LL., de 29 años; D. M. LL., de 24; y J. J. R. P., de 31) y la droga incautada fueron puestos a disposición judicial.