En el centro de la ciudad, el termómetro marca cinco grados bajo cero, una temperatura que, en una ciudad como Segovia, no debe alarmarnos. Sin embargo, cuando esto ocurre, comienzan los problemas y hoy, en Guiomar, la mañana está transcurriendo con largos retrasos. Aunque los trenes de larga distancia sí circulan a estas horas, y no lo han dejado de hacer, los Ave Lanzadera que, cada día, trasladan a la capital a cientos de trabajdores, están tenendo complicaciones.

Así, el tren de las 8 de la mañana finalmente ha abandonado la estación a las 9:30 horas mientras que el que debía salir de Segovia a las 7,22 ha salido a las 8,41. El motivo, según han trasladado los usuarios a esta redacción es que las máquinas no podían ser activadas. Por su parte, el tren de las 7,00 horas sí que ha salido sin ningún tipo de incidencia.