Más de 180.000 euros servirán para poner en marcha la conservación y reparación de diferentes iglesias y ermitas de la provincia segoviana. Un convenio firmado entre la Diputación Provincial y el Obispado de Segovia aportará al 50 por ciento esta cantidad destinada a edificios de culto religioso que no tengan la condición de bienes de interés cultural declarados o con expediente declaración incoado a tal fin.

El acuerdo, rubricado por el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez y el obispo de Segovia, Ángel Rubio; especifica que las actuaciones de conservación y reparación se distribuirán atendiendo principalmente a la gravedad, urgencia y necesidad de la actuación conforme a los criterios a establecer por una comisión, compuesta por dos representantes de cada una de las instituciones. Dicho organismo se encargará de estudiar y seleccionar las obras a financiar y de elaborar el correspondiente listado de actuaciones, previa presentación de las oportunas solicitudes en el Obispado, las cuales irán acompañadas de los pertinentes proyectos, memorias valoradas y de la financiación de los mismos.

Será la comisión quien establecerá los criterios que se valorarán para la selección de las obras a ejecutar, teniendo en cuenta aspectos como la gravedad de los daños, el estado de conservación, la función de los centros o las disponibilidades económicas. Pudiéndose financiar actuaciones ya ejecutadas que tengan cabida en el objeto del convenio.

El Obispado será el encargado de llevar a cabo la contratación y ejecución de las obras aprobadas, así como la dirección, control y certificación de los trabajos realizados, de conformidad a los proyectos presentados y aprobados e, igualmente, será el encargado de obtener los permisos y licencias para su ejecución. La Diputación, por su parte, ingresará al Obispado las cantidades correspondientes.

En los últimos diez años y gracias a dicho convenio se han invertido más de 1,8 millones de euros en el acondicionamiento de templos en toda la provincia de Segovia. De esta cuantía más de 631.000 euros lo ha aportado la Diputación Provincial, igual cantidad ha sido subvencionada por el Obispado, y la Junta de Castila y León ha invertido más de 541.000 euros. A lo largo de este tiempo se han llevado a cabo 49 actuaciones de diversa índole y en distintos puntos de la geografía segoviana.