Unas 150 personas participaron el domingo en una marcha solidaria en Torrecaballeros, en contra de la violencia de género, y en recuerdo de las dos primeras víctimas de 2011 de esta lacra social en la provincia de Segovia, Ana María Sánchez y su hijo Carlos, asesinados por el padre de familia, Julio José Zapata, que se suicidó posteriormente.

La marcha, organizada por el Ayuntamiento de Torrecaballeros, en colaboración con la Asociación de Mujeres por la Igualdad en Segovia (AMIS), partió a las 10 horas la plaza Mayor de Torrecaballeros, con un recorrido de unos ocho kilómetros, por la colada de Los Camochosm hasta la Cañada Real Soriana, regresando a la localidad por el núcleo de Cabanillas del Monte. Entre los participantes se encontraron la diputada popular Beatriz Escudero; el senador popular Juan Ramón Represa, y el alcalde de La Lastrilla, Vicente Calle, que acompañaron al regidor de Torrecaballeros, Serafín Sanz. Este último destacó la participación de los vecinos del municipio, entre los que se pudo ver a algunos compañeros del joven Carlos, y recordó aquel día de primeros de enero de 2011 como uno de los peores que ha vivido en su cargo.

“Esperamos que esta marcha tenga continuidad en próximos años, y que se cumpla el objetivo final de recaudar dinero para estas asociaciones de apoyo a un problema que se ha convertido en una lacra social”, manifestó.

Por su parte, la presidenta de AMIS, Nieves Velasco, agradeció la alta participación de segovianos en la marcha, así como su sensibilización con un problema que cada vez es más visible para la sociedad. “Las víctimas no las puedes resucitar, y lo que queda es el número, pero, por otro lado, el que se vaya sensibilizando la gente es positivo”, afirmó.

La marcha terminó en la plaza Mayor con caldo y tajada para todos los participantes, que disfrutaron de una jornada de domingo reivindicativa, y al mismo tiempo saludable, con un paseo por unos de los parajes de la falda de la Sierra de Guadarrama.