La mayoría de las personas percibimos la enfermedad mental con cierto sesgo, quizás por el desconocimiento, quizás por desinformación, pero también nos vemos influenciados en esta percepción, por el aislamiento en el que se encuentran las personas que la padecen, al ser directamente estigmatizados por el entorno, por falsos prejuicios y por discriminación del mismo, aunque sea de manera inconsciente.

Todas las personas nos sentimos preocupadas, tristes o estresadas en ocasiones, pero para el enfermo mental esto es una constante. Las enfermedades mentales pueden ser causadas por numerosos factores, biológicos, psicológicos e incluso sociales, del mismo modo existen factores genéticos y ambientales, entre otros. Por lo tanto las causas de las enfermedades mentales pueden ser múltiples. Y parece ser que cada desorden tiene su propia causa, incluso los desordenes mentales también, según los expertos, pueden variar de individuo a individuo.

La salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental, incluido en la definición de la OMS; «un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos.

Este domingo, 10 de octubre, celebramos el Día Mundial de la Salud Mental, y es el momento de reclamar EL FÍN DE ESTE ESTIGMA Y LA DISCRIMINACÍON SOCIAL Y LABORAL y trabajar, como trabajan ya, las Asociaciones de Familiares y Enfermos Mentales, por el bienestar emocional para una salud general. Es el momento de buscar soluciones y trasformar actitudes negativas en positivas.

Según estudios relacionados, una de cada cuatro personas, padecen una enfermedad mental a lo largo de su vida y muchos están integrados socialmente, trabajando y llevando una vida normal, y así lo demuestran. Pero es imprescindible la colaboración de los familiares y amigos, que ya tienen, y la del resto de todos nosotros, de la sociedad en su conjunto.

Por ello hago este llamamiento, después de una profunda reflexión, porque comprendo que hoy es un día para tomar conciencia de que la enfermedad mental no es un problema aislado de las personas que la padecen y de sus familiares, sino que nos compete a todos los ciudadanos, a toda la sociedad. TODOS SOMOS NECESARIOS.

 

*Paloma Sanz Jerónimo es procuradora y presidenta de la Comisión de Familia CCyL. vicesecretaria de Organización y Formación del PP de Segovia.