El director de Titirimundi, Julio Michel, confirmó hoy que la venta anticipada de entradas está «prácticamente agotada» en todos los espectáculos, salvo los de apertura (de la compañía inglesa Blind Summit) y clausura (la chilena Teatro Milagros), aparte de «alguna sesión» de Le Tof Théâtre, Ron Barnett y la compañía Etcétera. En total, el festival internacional de títeres de Segovia, que arranca el miércoles y concluye el domingo, tiene programadas 254 funciones de 25 compañías nacionales y extranjeras.

No obstante, Michel, en declaraciones a Ical, matizó que la organización dispondrá de pequeños cupos de entradas para su venta en el lugar de cada representación y, además, negocia con varios artistas la ampliación del número de pases que tenían comprometidos inicialmente. En esa situación se encuentran los italoargentinos de la Compañía Autónoma Dromosofista, la bailarina de manos española Eugenia Manzaneda y el francés Elvis Alatac con su particular teatro de cachivaches.

«Si finalmente podemos contar con nuevas funciones, informaremos sobre ellas en nuestra página web (‘www.titirimundi.es’), pero la venta de entradas en estos casos se hará exclusivamente en el lugar de la representación», precisó Michel. “Ningún otro festival de España es capaz de improvisar de esta manera para intentar que nadie se quede sin ver un espectáculo, pero nosotros tenemos la flexibilidad necesaria y buena relación con los artistas como para poder permitírnoslo, tiene un valor incalculable”, destacó. «Esto no significa que vayamos a pagar más porque no hay presupuesto para ello, ya es una cuestión de buena voluntad de las compañías, de que lo quieran hacer gratis o semigratis”.

De Blind Summit Theatre, quedan menos de medio centenar de entradas (a 15 euros cada una) para la función inaugural, fijada para el miércoles a las 20.30 en el Teatro Juan Bravo; y unas 200 para el segundo y último pase, el jueves a la misma hora.

La compañía británica, que participó en la apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ofrece en Segovia la obra con la que obtuvo el primer premio del festival Fringe de Edimburgo en 2011. Bajo el título ‘The table’ y con una duración de 75 minutos, presenta a una marioneta de 70 centímetros como protagonista de un espectáculo de humor concebido como «un homenaje al arte de la marioneta inspirado por Beckett, Yves Klein, la Biblia e Ikea».

En cuanto a los chilenos de Teatro Milagros, ya han agotado la venta ‘online’ para su espectáculo del sábado, ‘El capote’, pero todavía les quedan más de un centenar de entradas (a 15 euros los adultos y seis los niños) para ‘Sobre la cuerda floja’, programado como clausura del festival el domingo a partir de las 19.00 horas en el Juan Bravo. La última creación de esta compañía combina delicados muñecos y animaciones en ‘stop motion’; y durante 50 minutos ahonda en la experiencia del duelo, en cómo un niño descubre el dolor de perder a alguien a quien ama y todas las preguntas que le sugiere la ausencia.

 

Le Tof Théâtre y Rod Burnett

Los belgas de Le Tof Théâtre, por su parte, todavía tienen venta anticipada (a cuatro euros) para el viernes y el domingo; los tres pases del sábado están completos, si bien Michel cree que “podrán salir dos, tres o cuatro entradas para vender allí mismo”, en La Alhóndiga, antes de cada función. Con ‘Dans l’Atelier’ (en el taller), de apenas 17 minutos, narran las miserias de una marioneta en proceso de creación y su confrontación con los materiales, objetos e incluso con sus manipuladoras, para conformar una analogía de la divertida y salvaje lucha por la vida.

Respecto a Rod Burnett, considerado uno de los grandes referentes del teatro tradicional de títeres de guante del Reino Unido, ya no hay venta ‘online’ para seis de los ocho pases programados; en concreto, quedan para el primero del jueves (18.00) y el último del domingo (19.30). Su espectáculo se titula ‘Punch & Judy’, dura 40 minutos y cuesta entre uno y tres euros.

También quedan para las dos funciones de la compañía española Etcétera y su ‘Alma del pueblo’, el miércoles en La Alhóndiga a las 19 y las 23.00 horas. Propone una experiencia teatral a medio camino entre el montaje de títeres, la conferencia y el cine documental que combina historia, investigación, títeres y pasión.

«Para el resto de funciones del festival todo lo que ha salido a la venta está agotado, pero recomiendo a la gente que se acerque antes de cada pase porque aún puede haber pequeños cupos”, insistió el director y creador del festival. Para Dromosofista y su espectáculo ‘El cubo libre’, por ejemplo, “con toda seguridad se podrán vender otras 20 o 30 entradas más en el lugar de la actuación”, el palacio episcopal (jueves y viernes) y el jardín de San Juan de los Caballeros (sábado); su precio, de uno a tres euros.

Después hay excepciones como la de la compañía rusa Teatro Tehb, que ofrece todas sus entradas en la furgoneta donde tienen montado su particular teatrito para tres espectadores por pase, “cuatro si uno es un niño”, por lo que no recurre a la venta anticipada. Y en cualquier caso, lo que ya es un hecho es que el lleno “casi total” de los espectáculos programados antes del inicio del festival garantiza el nuevo éxito de público de una de las grandes citas de referencia internacional del mundo del títere.