El Teatro Auditorio de El Espinar, tras el éxito el pasado domingo del famoso cantautor Javier Krahe, junto con la programación del Festival de Danzas, que congregó a un numeroso público, y la intervención del Nuevo Mester de Juglaría, con su concierto dedicado a Los Comuneros, nos presenta el viernes 6 de mayo, a las 22,30 horas, y el sábado a las 19:00 y 22:00 horas, la compañía de teatro musical “Alquimia”, nos ofrecerá el musical “36 / 39”, (basado en “Las bicicletas son para el verano”, obra maestra original de Fernando Fernán Gómez). En dicha representación, con la participación de más de treinta artistas, tendremos la oportunidad de contemplar las dificultades, miedos, hambre y desolación que en la población civil causan las guerras.

 

La historia se desarrolla durante la guerra civil española, y con el ánimo de remover nuestras conciencias nos impregna de emociones a través de una familia de clase media, su entorno y circunstancias, en un Madrid, determinante en la contienda.

Ya, el domingo día 8 de Mayo a las 13:00 horas, podremos disfrutar de un concierto único con la intervención, siempre deliciosa, de nuestra querida Orquesta Sinfónica, cuya dirección insuperable corre a cargo del maestro D. Javier Lechago.

En esta ocasión nos propone un sorprendente concierto cuyo inédito programa comienza con la, popularmente conocida composición de Ferrer Ferrán, “Tormenta del desierto”, -Sinfonía nº1 para Banda Sinfónica- y que resulta de obligada interpretación en el Certamen Internacional de Bandas de Música de Valencia.

Un periplo épico y musical de especial interés.

Continúa el programa con la conocidísima composición de “Los Miserables” de Boubil y Schoönberg, con arreglos de Marcel Peeters.

Tendremos también oportunidad de deleitarnos con la interpretación de la solista Clara Rodriguez, al violonchelo en la obertura de F. Von Suppe, “Poeta y aldeano”.

Ya para concluir, la siempre apreciada música de Barbieri, con su popular “Barberillo de Lavapiés”.

Las propinas y bises, del Maestro Lechago, nos harán rematar una magnífica mañana musical con un recopilatorio de “La Bella y la Bestia” y con toda seguridad, alguno de los pasodobles toreros, que de forma tan impecable interpreta la orquesta bajo la apasionada batuta de su espléndido director.