Aunque aún no han llevado a cabo la grabación de ningún disco, ya habéis grabado dos singles: FBI (Funky Blues Improvisado) y Hammoneo, ¿quieres comenzar a escucharlos? No pierdas ni sólo instante para escuchar a Mamma Give Me Funk!. Pero vayamos por parte…¿Cómo surge Mamma Give Me Funk!?

Mamma Give Me Funk! surgió a lo largo de 2007, fruto de la búsqueda de experiencias funkies y bluseras por parte de Fer, nuestro guitarrista (Guitarrista 
tabmién de Excómunion). Al conocer a Jemingüey (Ernesto), un talentoso y joven teclista, vio la oportunidad que estaba buscando. La casualidad quiso que 
también coincidiera con David (Matt Davis Taylor), por aquel entonces locutor de Radio Libre y baterista apasionado del jazz y el rock clásico. Así se formó 
un peculiar trío que llegó a dar algún pequeño concierto en forma de jam session. Más tarde dimos con nuestro bajista 
soñado: Carl. Él nos dio el groove necesario. La banda estaba completa y en 2009 dimos nuestro primer concierto oficial en el pub Delicatessen (Actual 
Dr.Escarabajo).
Buscabamos un sonido más «acid», más cercano a James Brown. La solución era encontrar un buen grupo de vientos. Así contactamos con Fonchi, 
también teclista de Exómunion, que se mostró dispuesto a tocar la trompeta. El otro fichaje fue el trombonista Jesús Díaz, amigo de Fer. Los saxos llegaron 
después, Mike es amigo de la infancia de Fer y Paco vino animado por Jesús, su hermano. Tanto Mike como Jesús colaboraron en algunos ensayos durante la etapa inicial del grupo, así que ya les teníamos algo conocidos. El último en llegar fue Benja, nuestro percusionista, amigo de Mike, 
Fer y Carl. Y así se ha mantenido durante estos dos años.

Tambien hemos contado con colaboraciones como las de Dyanelle Gouveia y Andrés de VendimiaTv

-¿Por qué el nombre?

Inicialmente fuimos los «Funky bluesters»… Pero resulta que había unos americanos que ya se llamaban así. La idea era encontrar un nombre que reflejara 
nuestro funky, que tuviera gancho y que fuera suficientemente original y novedoso. De repente a alguien se le ocurrió «Mamma Give Me Funk!»… La verdad es que siempre estamos bromeando con frases del tipo «Yeah, yeah, honey», «Give me the blues». Era de esperar. 
Lo que ya nadie nos pregunta es por el nombre de nuestros temas, eso sí que da para contar más de una buena historia: Funkysalsita, Hammoneo, Dos rombos (O 
»La porno»), Fershka, Funktana, McCarra…

-Presentarnos un poco a los componentes…de dónde sois, qué hacéis en Segovia, que os
 une y de qué manera, a qué os dedicáis…

*Carl Heber, llegado del Brasil, se está formando como técnico de sonido, aunque tiene más estudios . Toca el bajo por inspiración divina, trabaja muy duro y no le va mal. También está en el grupo de pop con Jemingüey, Benja y Fonchi.

*Jesús es otro músico atareado. Además de tocar el trombón en Mamma Give me Funk!, es el bajista de los Pajarracos, otro grupo segoviano con un disco 
publicado, y está en muchas otras formaciones. Tiene estudios de derecho.

*Benja estudió magisterio y tocaba el saxo en el conservatorio, aunque ahora es más percusionista de diversos estilos musicales, bossa, funk, rock, samba,…. Ha aprendido del maestro brasileño Roni
Vasques y toca junto a él. También hace un taller de percusión en la cárcel y toca con el grupo de pop.

*Jemingüey ha cursado el grado medio de piano y ha cursado parte del superior. Además de Mamma Give me Funk! está en Rock Service 
(Versiones de rock de los 70-80), trabaja para un musical en Madrid, es músico en celebraciones como bodas o comuniones, da clases y toca con otros 
componentes de Mamma Give me Funk! en un grupo de pop. Y al igual que Fer, es músico titular de la Jam Session del Dr. Escarabajo.

*Paco es técnico de mantenimiento, aunque como músico toca también en la banda municipal de Segovia con su hermano. También tiene algunos estudios de conservatorio y trabajo en una charanga.

*Fer está trabajando como ingeniero informático, pero su carrera musical es también muy importante: Toca la guitarra con Excómunion (Grupo de Hard Rock con 
un disco autoproducido y preparando el segundo) y con Mamma Give me Funk! Y además es músico titular de la Jam Session del Dr. Escarabajo.

*Matt Davis Taylor está terminando sus estudios de CC Matemáticas, pero también está en grado medio de percusión en el conservatorio, con vistas a estudiar 
en el superior, tal vez de jazz o de composición. También da clases de matemáticas, ciencias, informática y música, en Madrid.

*Fonchi es un fagotista de conservatorio superior. Pero eso no quita para que toque la trompeta con Mamma Give me Funk!, los teclados y flautas con Excómunion o la 
guitarra con el grupo de pop. Además, toca la flauta en un grupo de música barroca. Si tiene que tocar algo de percusión o batería, tampoco le importa.

*Mike se está doctorando en biología en la Universidad Complutense. Tiene el grado medio de clarinete terminado, pero toca el saxo con Mamma Give me Funk! 
También dedica su tiempo al judo, es segundo dan de cinturón negro.

-¿Cuáles son vuestras señas de identidad?

A primera vista, nuestros trajes… Siempre vamos de chaqueta negra con corbata blanca. 
Musicalmente, sin duda ofrecemos un sonido diferente a lo que se suele escuchar en el panorama musical de este país. El funky es una música muy minoritaria en españa no tienen mucho tiron comercial por lo que no hay pocos festivales y promotores dispuestos a apostar por una banda de estas características, a pesar de todo resulta que es una música muy bailable y alegre que gusta a todo el mundo.

-¿Qué ofrecéis en vuestros conciertos?

 Mucha diversión y buen rollo, ante todo. Procuramos que nuestros conciertos sean una auténtica fiesta de funky. Es imposible no bailar, pero también hay 
momentos para reír, escuchar o pensar «Estos tíos están locos».

.
-¿Cómo fue la experiencia de tocar en Rock in Rio?

¿Rock in Rio? A nosotros lo que nos gusta es tocar en casa, aquí hay escenarios como el Juan Bravo, San Juan de los Caballeros, San Martin…, que no tienen nada que 
envidiar a todo ese plástico puesto en el desierto de Arganda. Desde luego fue genial tocar allí, lo pasamos muy bien y es una oportunidad que hay que 
aprovechar. Pero que nadie se engañe, Rock in Rio se ha convertido en una feria comercial en la que te venden lavadoras y electrodomésticos entre concierto y 
concierto. Algún día podremos volver a ver un Woodstock, pero de momento son un montón de marcas comerciales que se aprovechan de la cantidad de fans que 
mueven los artistas de moda, ya sean Metallica, Shakira o Hannah Montanah.

-¿Cómo se os ocurre esa fusión de la tradición de vuestro aspecto y la modernidad y el 
buen rollo de los temas que lleváis a escena?

Sin duda es algo esponáneo. Somos nueve personas con influencias muy diferentes que, ante todo, quieren que todo el mundo disfrute con su música. Nuestro 
aspecto es elegante e informal a la vez, como nuestra música, pero al igual que ella también tiene un punto divertido y bromista. El uniforme es parte del espectáculo, está 
inspirado en los trajes de los años 30 y en la vestimenta de los músicos de las big bands. Algunos de nuestros temas están muy influenciados por el jazz más 
clásico y el rock de los cincuenta. Aunque es inevitable que a veces aparezcan elementos de funky moderno o de jazz fussion… Nosotros no hacemos un ejercicio de estilo, sólo tratamos de acercar el funky a la gente.

-¿Qué os parecen las iniciativas y el apoyo de Festivales como Música Diversa de 
Segovia?

Lo primero decir que es un honor estar resaltados en los carteles del festival, junto a otros grupos de la ciudad como Umbabarauma, Excómunion,…. Ahora en estos tiempos 
de crisis casi nadie quiere dar trabajo a los músicos, es una suerte que existan festivales como éste. En ciudades como Madrid te cobran por tocar, en concepto de alquiler de sala, y si pierdes dinero porque no tienes suficiente público es problema tuyo… Muchas veces es el propio músico el que tiene que publicitar sus eventos. Ellos hacen caja con las copas y no se arriesgan a perder dinero si no hay gente, porque el artista les ha pagado por adelantado. 
En Segovia hemos estado en otros festivales, como el Vete al Fresco, que nos dio bastantes conciertos en verano, o la IV Muestra de Música Joven, que aunque 
tocamos en dinero, nos dieron la opción de grabar un single en un estudio con una calidad profesional. Y ese single es el que nos llevó al Rock in Rio.

-¿Habéis recibido apoyo de instituciones? ¿Cómo veis las ayudas y promociones por
parte de diferentes organismos?

En Segovia en concreto hemos recibido bastante apoyo. Empezamos tocando en la fábrica de Borra, un local gratuito que el Ayuntamiento puso a disposición de 
los músicos. También pudimos grabar un tema tocando en la IV Muestra de Música Joven, como ya hemos comentado. 
Las «instituciones» con las que estamos descontentos son las marcas comerciales que promocionan los concursos en los que participamos. En concreto LG, la que 
 llevó el concurso que nos llevó al Rock in Rio, se portó un poco mal con todos los grupos participantes. Y luego está CyL8, que todavía estamos esperando 
que nos paguen por haber asistido a uno de sus programas. Por suerte, las cosas no nos han ido muy mal y de algunos de esos concursos hemos sacado cosas 
buenas, aunque sea el poder decir que hemos ganado o sido finalistas con la competencia que había.
 En fin, después de todas las experiencias que hemos tenido, hemos aprendido la lección: Cuidado con los concursos y los patrocinadores… A veces parece que 
te lo van a dar todo y sólo están buscando chuparte la sangre.

-¿Cómo se presenta el futuro para Mamma Give Me Funk!?

Algunos de nosotros ya nos dedicamos casi por completo a la música, Mamma Give Me Funk! es sólo una de nuestras múltiples manifestaciones. En seguida, si no 
eres un grupo de fama reconocida, desde fuera te llaman «grupo aficionado». ¡Pero oye, que muchos de nosotros tenemos estudios musicales! Sería más justo decir que eres un músico independiente, de underground… Tal y como esta el mercado musical a nivel discográfico hoy por hoy lo mejor es autoproducirse, es mucho más complicado por que toda el trabajo extramusical lo llevan los propios músicos de la bandas pero al fin de al cabo es el grupo el que tiene la última palabra y no una compañía discográfica importante que lo único que intentan hoy dia es aprovecharse de tu trabajo.

¿Os planteáis una carrera
 dedicada a la música por completo?

Por supuesto, llegaremos hasta donde podamos, mientras que sigamos con la misma ilusion y ganas: LET’S FUNK!!!
De momento, estamos trabajando duro para poder grabar nuestros temas en estudio. Aunque damos muchos conciertos, con los gastos que tenemos lo único bueno que hemos conseguido es mucha promoción. A ver si hay suerte y se presentan buenas oportunidades. Nos encantaría ser parte del cartel del Imaginafunk, por ejemplo.
También hay que decir una cosa: El apoyo que estamos recibiendo por parte de la gente es magnífico. Hay que agradecer a los fans lo mucho que nos han dado. Al principio eran unos pocos colegas que venían a los conciertos, pero con el tiempo ha ido apareciendo gente nueva que siempre se implica y nos apoya en concursos, eventos y conciertos. Da igual lo que digan las grandes discográficas, al final será la gente la que decida si valemos o no.
 

 

También puedes seguir a Mamma Give Me Funk! a través de Facebook, y Twitter.