El número de incidentes registrados en los centros sanitarios públicos de Segovia se ha incrementado en dos casos en el último año al pasar de 25 a 27, lo que supone un aumento del 8 por ciento. No obstante la variación en Castilla y León supone un descenso del 6 por ciento al pasar de de 351 en 2011 a 331 en el año 2012, de los que 173 tuvieron lugar en hospitales, 154 en centros de Atención Primaria, tres en Emergencias y uno en la Gerencia Regional de Salud.

Observatorio de Agresiones al personal de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, presidido por el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, y en el que se ha explicado a diversos colectivos las medidas que ha tomado la Junta de Castilla y León y que seguirán desarrollando en el futuro para evitar las agresiones al personal sanitario.

Así, el número de trabajadores que fueron agredidos pasó de 426 a lo largo de 2011 a 389 en 2012, es decir, un 9 % menos. De ellos, 148 eran facultativos; 135 enfermeros; 66 auxiliares de enfermería; 21 eran celadores y 40 correspondían a otro personal -dos odontólogos, dos farmacéuticos, un fisioterapeuta, dos trabajadores sociales y 19 administrativos-. Hay que señalar las 389 agresiones registradas se corresponden con 374 profesionales, ya que 15 de ellos registraron más de un incidente durante 2012.

El estudio también informa de que del total de trabajadores agredidos, 73 fueron hombres y 316 mujeres; así, del total de la plantilla de Sacyl, han sido agredidos el 0,85 % de los hombres y el 1,25 % de las mujeres. Para que los profesionales de Sacyl estén informados sobre cómo actuar ante este tipo de comportamientos, en 2012 se celebraron 21 ediciones de cursos de prevención, siete de ellos impartidos por el Colegio de Psicólogos de Castilla y León y destinados a 321 trabajadores. En 2013 este programa formativo se amplía, con 30 cursos (11 de ellos con el Colegio de Psicólogos) dirigidos a 845 trabajadores.

 

Procedimientos judiciales

Por otra parte, hay que destacar que desde el año 2006, ha habido ya un total de 119 sentencias condenatorias, de las cuales 22 condenan a los agresores por un delito -19 por delito de atentado; una por delito de lesiones; una por tentativa de agresión sexual y amenazas y otra por robo con fuerza en las cosas-.

Además, hay que sumar cuatro condenas por delito de atentado en el presente 2013, dos de ellas por dos hechos ocurridos en 2011 de un año de prisión y 200 y 120 euros de multa respectivamente por agredir en ambos casos a un médico del Hospital Clínico de Valladolid; otra de nueve meses de prisión e indemnización de 6.000 euros por agredir a una psicólogo clínico en el Hospital Virgen del Mirón de Soria también en 2011 y otra más en Burgos por una agresión a dos médicos y una enfermera del SUAP de Miranda de Ebro en 2009 con dos años y tres meses de prisión y una indemnización de más de 36.000 euros.

Asimismo, ha habido 32 peticiones razonadas de incoación de expediente sancionador por agresiones, las cuales se han saldado con 19 expedientes incoados: nueve resoluciones sancionadoras (ocho por 300 euros y una por 600); cinco archivados o sobreseídos; cuatro suspendidos por proceso judicial y uno en tramitación.

En este sentido, hay que recordar que la Ley de Ordenación del Sistema de Salud de Castilla y León, aprobada en 2010, prevé como infracción leve la falta del respeto debido al personal de las instituciones sanitarias y centros dependientes del Servicio de Salud de Castilla y León en el ejercicio de sus funciones, con multa de 300 a 3.000 euros, como grave la coacción, amenaza o represalia dirigida a los profesionales, con sanciones entre 3.000 y 60.000 euros, y como muy grave las agresiones a los profesionales, con multas hasta 600.000 euros.