Sube el número de socios y baja la deuda del club. Esas son las dos mejores conclusiones que se pueden sacar en cuanto a la gestión que ha hecho la Junta Directiva de la Gimnástica Segoviana, el club de nuestros amores segovianos. De los 358 socios de la pasada temporada se ha pasado a los 552 en esta campaña (incluidos los Príncipes de Asturias) y si hace poco más de seis meses, sobre el club planeaba la sombra de la quiebra y la desaparición, ahora sabemos que los nuevos gestores han conseguido ilusionar a la afición y sanear las cuentas. Unas cuentas, que poco a poco van esclareciéndose y cuya deuda ha quedado reducida casi a la mitad. Así lo ha anunciado el propio presidente, Fernando Correa, que ha explicado que del agujero de 378.000 euros que amenazaban la continuidad del club hace unos meses, ahora ha bajado hasta los 200.000 euros. Eso sí, la intención es dejarlo a cero para la próxima campaña. Los socios que asistieron a la reunión, celebrada en la Residencia Empedor Teodosio, respaldaron la gestión de la actual junta aunque no faltó el toque polémico.

Lo cierto es que no todo fueron felicitaciones y así, una aparte de la afición retomó la polémica surgida a raíz de convocar varios partidos por la mañana en vez a la tradicional tarde. Como ya expresaron varios aficionados en el perfil de Facebook de la Segoviana, no todos son partidarios de esta iniciativa esporádica aunque Fernando Correa pidió paciencia y comprensión y recordó que estos partidos son rentables para el club. “En el partido ante el Santa Marta, en el que sólo se recaudaron 444 euros, subir la cifra a 1.444 euros gracias al patrocinador del encuentro”, explicó.

Asimismo, la Junta Gestora anunció su compromiso por potenciar el fútbol base, como futuro clave para el club y en el que juegan más de 250 niños.