Los problemas con el agua en el barrio de La Albuera traen de cabeza a los vecinos de la zona que ayer volvieron a quedarse sin presión, en el mejor de los casos, y sin agua en la Colonia Pascual Martín. Según ha explicado el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, la incidencia se debe a que el aparato que reduce la presión del agua en el centro de suministros se averió, provocando que el agua circulará con demasiada fuerza. Esto hizo que algunas tuberías estallaran, dejando consecuentemente sin agua ciertas zonas y sin presión otras.

El alcalde ha asegurado que ya se está trabajando para solucionar el problema, reparar la máquina averiada y las tuberías estalladas, confiando en que el suministro vuelva a la normalidad en las próximas horas a todos los hogares y locales comerciales afectados.