No hay mal que por bien no venga y aunque la decisión que coronó a San Sebastián como Capital Europea en el 2016 no sentó muy bien a las demás ciudades que optaban al título, por lo menos ha hecho que Segovia, Burgos, Córdoba, Zaragoza y Las Palmas trabajen en una red de ciudades culturales que les permita impulsar sus posibilidades como capitales culturales. Bajo esta premisa se reunirán el 19 de septiembre en Córdoba.

La delegación acudirá, como ha señalado el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, a trabajar por crear una red que se apoye mutuamente y cree una promoción cultural conjunta de las cinco ciudades. «Al principio creada un poco como acto de desagravio» como señalaba Arahuetes, pero «para aprovechar el tirón que tuvimos en este momento y que seguimos teniendo», apostillaba.

El edil segoviano ha añadido que el objetivo de la reunión pasa además por encauzar las grandes infraestructuras creadas y el potencial cultural que las candidaturas han dado a las ciudades finalistas «para que no decaigan», finalizaba.