Entorno a …..segovianos se ven afectados diariamente por el ruido en la ciudad, según el “mapa estratégico de ruido” elaborado por la unión temporal de empresas de Audiotec Acústicos S.A, y el Centro Tecnológico Acústico S.L., y aprobado por la Junta de Castilla y León, tras haber sido expuesto públicamente durante treinta días por parte del Ayuntamiento en las Oficinas de Urbanismo, Obras, Servicios y Medio Ambiente, sin recibir alegaciones.

Además, según este informe, las zonas más afectadas del municipio segoviano por la contaminación acústica son….

 

¿Qué es un mapa estratégico de ruido?

Los mapas estratégicos de ruido son un elemento previsto por la Directiva sobre Ruido Ambiental que dispone de información sobre los niveles de contaminación acústica que se registran en los distintos puntos del territorio. Siguiendo unos criterios homogéneos de medición, esta técnica permite comparar magnitudes de ruido verificadas en cada lugar.

Además, su finalidad es evaluar de una forma global la exposición actual a la contaminación acústica de una determinada zona, de manera que se puedan hacer predicciones y adoptar planes de acción que reduzcan el impacto del ruido y que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Asimismo, un mapa de ruido aporta datos como el número de personas afectadas por la contaminación acústica urbana; la delimitación de las áreas acústicas en función de su uso predominante actual o previsto, o aporta información acerca de diferentes aspectos relacionados con el ruido y las vibraciones, así como sus implicaciones en la población y el medio ambiente.

 

Legislación sobre el tema

La Ley de Ruido de Castilla y León establece que se deberán aprobar, previo trámite de información pública, por un período mínimo de un mes, mapas de ruido de los municipios con una población superior a los 20.000 habitantes.

Asimismo, esta ley establece que es obligatorio que el municipio cuente con el mapa de ruido en el año 2012, que proporcione un mayor conocimiento de las emisiones contaminantes y sus efectos sobre los ciudadanos, teniendo como objetivo principal la reducción del impacto del ruido sobre los habitantes de las localidades de la región, y que se revise cada cinco años a partir de la fecha de su aprobación.