La tasa de absentismo escolar en Castilla y León se ha reducido algo más de tres puntos porcentuales en los últimos tres cursos. De este modo, mientras en el curso 2007-2008 el porcentaje era del 1,59 por ciento del total de escolares, en el último periodo de estudio, el relativo al curso 2009-2010, la tasa se situó en el 1,25 por ciento, según los datos reflejados en el borrador del Informe del Consejo Escolar de Castilla y León de este periodo. Los datos de la provincia de Segovia desvelan que nuestra provincia se situó a la cabeza en los cursos 2007-2008 y 2008-2009, con porcentajes del 2,49 y del 2,43 por ciento respectivamente, y en el curso 2009-2010 desciende hasta el 1,74 por ciento, siendo una de las provincias con mayor índice detrás de Burgos y Valladolid.

En estos tres últimos cursos, el porcentaje de alumnos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria que no acudieron a los centros educativos en la Comunidad se ha ido reduciendo del 1,59 por ciento del curso 2007-2008, al 1,34 del siguiente y al 1,25 por ciento del último periodo de estudio (2009-2010).

El absentismo escolar es la situación de inasistencia a clase, de manera permanente y prolongada, por parte de un alumno escolarizado en la etapa obligatoria. Las causas, según recoge el citado informe al que ha tenido acceso Ical, pueden ser intrínsecas al alumno, cuando es libre expresión de su voluntad, o bien ajenas a él, como pueden ser la aparición de una enfermedad, un traslado o la dejación de responsabilidades de la familia en la obligación de escolarizar.

De este modo, en el curso 2009-2010 la tasa de absentismo ha disminuido un siete por ciento respecto a la del año anterior pero se siguen manteniendo diferencias significativas entre las etapas. En este sentido, la tasa de absentismo en Secundaria duplica a la que se registra en Primaria y triplica a la de Infantil. Así, en este periodo la tasa fue del 1,93 por ciento, si bien también se ha ido reduciendo ya que en los dos cursos anteriores los porcentajes fueron del 2,15 y del 2,50.

Por su parte, en Primaria la tasa de absentismo fue del 1,06 por ciento del total de los alumnos matriculados en esta etapa. Al igual que en Secundaria también se ha reducido respecto al primer curso de estudio (2007-2008), donde se situó en el 1,30 por ciento, si bien se mantuvo en el mismo porcentaje respecto al curso 2008-2009.

En lo que se refiere a la etapa de Infantil, como es lógico el porcentaje de alumnos que no acudieron a clase de manera reiterada bajó hasta el 0,65 por ciento en 2009-2010; a 0,73 en 2008-2009 y al 0,81 por ciento en 2007-2008. También aquí se ve un descenso en el número de escolares ausentes.

Por provincias, en el cómputo global de etapas, como se señala anteriormente, mientras Segovia se situó a la cabeza en los cursos 2007-2008 y 2008-2009, con porcentajes del 2,49 y del 2,43 por ciento, en el último curso de estudio Burgos contabilizó los peores resultados. Esta provincia fue la única que tuvo en 2009-2010 más porcentaje que en 2007-2008, al pasar del 1,84 al 1,93 por ciento (1,84 por ciento en 2008-2009). A la provincia burgalesa le siguió en el curso 2009-2010, Valladolid, que arrojó un porcentaje del 1,77 por ciento (del 2,14 y del 1,97 en los otros dos cursos), y Segovia se situó a reglón seguido, con un 1,74 por ciento.

En general, todas las provincias han ido presentando cifras similares en los tres cursos. En Ávila se pasó del 0,84 por ciento (2007-2008) al 0,81 de los dos cursos siguientes; en León las cifras oscilaron entre el 1,46, el 0,52 y el 0,81 por ciento, respectivamente; en Palencia la evolución fue del 0,70 al 0,69 y 0,56 por ciento.

Del mismo modo, en la provincia de Salamanca el porcentaje de alumnos que no asistieron a clase fue del 1,65 en el curso 2007-2008, del 1,49 en 2008-2009 y del 1,12 en 2009-2010; mientras que en Soria la evolución fue del 0,90, 0,65 y 0,44 y en Zamora del 0,64 al 0,57 y al 0,58 por ciento.

 

Secundaria

Durante el curso 2009-2010, Burgos y Valladolid fueron las provincias con mayor porcentaje de absentismo escolar en Educación Secundaria Obligatoria, con tasas del 3,10 y del 2,79 por ciento. Cerca de ellas se situó Segovia, con un 2,20 por ciento, mientras que ya por detrás están León (1,62 por ciento); Ávila (1,46 por ciento); Salamanca (1,22 por ciento); Palencia (1,07 por ciento); Zamora (1 por ciento) y Soria (0,85 por ciento).

Por su parte, en Primaria, donde la tasa global es del 1,06 por ciento, destacan las provincias de Burgos y Valladolid, con tasas del 1,59 y del 1,47 por ciento. Le siguen Segovia (1,44 por ciento); Salamanca (1,37 por ciento); Ávila (0,64 por ciento); León (0,52 por ciento); Zamora (0,41 por ciento); Palencia (0,28 por ciento) y Soria (0,27 por ciento).

Finalmente, en Infantil solo tres provincias superaron el uno por ciento. Se trata de Segovia (1,32 por ciento), Valladolid (1,03 por ciento) y Burgos (1,02 por ciento). Por detrás, se situaron provincias como Salamanca (0,57 por ciento); Palencia (0,35 por ciento); Zamora (0,26 por ciento); Ávila (0,25 por ciento); León (0,24 por ciento), mientras que en Soria no se registró ni un solo caso de absentismo escolar en alumnos de Educación Infantil.