Segovia se une bajo el gran lazo rosa de la lucha contra el cáncer de mama. La celebración del Día Mundial Contral el Cáncer de Mama acude a su cita segoviana que en la Plaza Mayor celebrará en la tarde de hoy, a las 20:00 horas, la lectura de un manifiesto organizado por la Asociación Española Contra el Cáncer de Segovia y al que acudirán la subdelegada del Gobierno, Maria Teresa Rodrigo Rojo y el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes.

Según los datos recogidos por la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, una de cada diez mujeres sufren a lo largo de su vida esta lacra que tristemente se ha convertido en un importante problema de salud cuya probabilidad de aparición aumenta con la edad. No es posible evitar que aparezca pero sí detectarlo cuando no se manifiesta de manera agresiva para el organismo, es decir, cuando es más pequeño. En estos casos es posible curarlo en más del 80% de los casos; para lo que la mamografía se convierte en una fiel aliada ya que con ella se puede detectar el 90-95 % de los tumores, aunque sean muy pequeños, según datos de la consejería de Sanidad de la Junta. Concepción Diez, presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer destaca que incluso «el cáncer de mama es superable en un 99% de los casos». Además, indica que hay que prevenir a las mujeres de que se realicen una revisión ginecológica cuanto antes, ya que «una mamografía no cuesta nada y puede salvar una vida».

La mamografía es una radiografía de las mamas que utiliza bajos niveles de radiación. Generalmente se realizan dos mamografías de cada mama. Es una prueba rápida y sencilla Para conseguir una imagen más clara es preciso comprimir ligeramente la mama, lo que puede ocasionar alguna molestia, pero dura pocos segundos. Para ello, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, ofrece la posibilidad de realizar un estudio mamográfico, de forma totalmente gratuita, a todas las mujeres residentes en esta Comunidad y con edades comprendidas entre los 45 y 70 años. El procedimiento de la mamografía es necesario repertirlo periódicamente, en general cada dos años, salvo que se indique un intervalo menor como avisa hacer Concepción Diez en caso de que exista algún familiar que haya pasado por esa enfermedad.

Desde la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ofrecen en su portal web varios consejos para llevar a cabo estas revisiones. Entre ellas, figuran la de ponerse ropa cómoda, que se quite fácilmente, ya que tendrá que descubrirse de cintura para arriba. Además, es conveniente que el día que acuda para hacer la mamografía no utilice talcos, desodorantes o cremas en pechos o axilas, pues puede afectar a la calidad de las placas.

Actualmente, entre todas las juntas provinciales de la Asociación Española Contra el Cáncer se han atendido a 30.000 mujeres y en concreto en la delegación de Segovia han sido 200 mujeres: «Pretendemos alertar de la importancia del apoyo profesional y de las mujeres que han pasado por ello para prevenir las consecuencias emocionales y psicológicos que supone esta enfermedad» destaca Concepción Diez. Por ejemplo, desde allí se ofrecen servicios durante el proceso de la enfermedad de atención psicológica en la que las mujeres realizan trabajos manuales que después venden en el rastrillo y asi comparten sus experiencias.

Por otro lado, el sindicato de enfermeras (SATSE) destaca que un 83’6% de los profesionales de enfermería son mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadística por lo que piden que «se preocupen también por su salud y realicen las autoexploraciones necesarias que ayudan a detectarlo».

Asi que el propio conocimiento es muy importante. Conozca su pecho y acostúmbrese a realizar usted misma periódicamente una exploración de las mamas; acuda a su médico ante cualquier cambio o alteración que note, aunque se haya realizado una mamografía recientemente y haya sido negativa; y por último, acuda a las revisiones periódicas que se le indiquen pues una sóla vez no es suficiente.